Abogado Mercantil Zaragoza, especializado en derecho mercantil te ayudará a la toma eficaz de decisiones reales que afecten a tu patrimonio empresarial o personal del deudor comercial.

Una falta de asesoramiento eficaz puede generar consecuencias jurídicas imprevisibles, y ser causa de múltiple problemas y complicaciones para el empresario deudor.

Los abogados mercantilistas suelen asesorar igualmente en temas relativos a la compraventa de terrenos, permutas, arrendamientos de naves industriales, de locales comerciales o simplemente de viviendas.

Igualmente te pueden ayudar a resolver situaciones derivadas de la responsabilidad de los constructores de un edificio, bien sea por parte del constructor, del promotor, arquitecto, aparejadores y sus contratistas, y en general tienen conocimientos amplios y especializados en materia de Propiedad Horizontal, es decir, administración de casas por pisos que puedan afectar a sus clientes.

¿CUÁLES SON LAS FUNCIONES DE UN ABOGADO MERCANTIL ZARAGOZA?

Fundamentalmente podríamos integrar su contenido en la redacción de contratos mercantiles, interpretación de los mismos, constitución de sociedades, nombramiento y destitución de administradores, aumento o disminución de capital y en general la resolución de los conflictos que no puedan solucionarse de forma pacífica entre empresarios o comerciantes.

Igualmente resolverán situaciones de insolvencia provisional o definitiva de una empresa o reclamaciones de los acreedores contra la empresa deudora.

¿QUÉ OTROS PROBLEMAS PUEDEN RESOLVER?

Aunque el campo del derecho mercantil es muy amplio, los abogados mercantiles conocen los derechos del consumidor aplicables a los contratos bien sean bancarios, de consumo o por productos defectuosos, compras a distancia, y en general todas aquellas situaciones donde sea aplicable la Ley de Condiciones Generales de Contratación.

Un abogado mercantil podrá gestionar y resolver todas aquellas reclamaciones de cantidad, impagados y facturas pendientes derivados de contratos o que se hayan instrumentalizados a través de letras, cheques y pagarés, formular reclamaciones de cantidades civiles o de indemnizaciones por defectos de la construcción, por accidentes, bien sean laborales o no, y en definitiva, peticiones de responsabilidad civil por lesiones o daños que sufran su persona o bienes como consecuencia de cualquier acción u omisión donde intervenga culpa o negligencia de cualquier persona física o empresa mercantil.

CONCURSO DE ACREEDORES

Cuando una empresa atraviesa una situación económica de falta de liquidez planteando problemas tanto de insolvencia provisional como definitiva a largo plazo, entra en juego la Ley Concursal, dotando al empresario de una serie de herramientas materiales y procesales para poder salir a flote  de su situación de insolvencia provisional o bien proceder a la liquidación de la empresa de una forma ordenada dando satisfacción en la medida de lo posible a todos los acreedores existentes.

La ley no distingue entre empresarios y no comerciantes, sin embargo, el comerciante siempre deberá cumplir con unas obligaciones legales como son la de tener una contabilidad ordenada que transmita una imagen fiel y fiable a sus acreedores, deberá estar inscrita en el Registro Mercantil y redactar la memoria anual que deberá presentar invariablemente todos los años ante este Registro tanto con sus cuentas anuales.

¿COMO SE DESARROLLA UN CONCURSO DE ACREEDORES?

Sintetizando, se puede afirmar que comenzará con la constitución y descripción de una masa activa de todos los bienes y derechos de la empresa deudora en la fecha en que se haya declarado el concurso.

Por el contrario, los activos considerados como pasivos son todos aquellos créditos que existan contra el deudor y que no sean créditos contra la masa.

El concurso de acreedores puede finalizar bien con un Convenio con los deudores, que puede tramitarse como un convenio anticipado y dentro de cuyo contenido puede haber una disminución de los créditos o un plan de aplazamiento de las deudas para su abono de una forma ordenada temporalmente y sucesiva a lo largo de meses o años que permite dar satisfacción a los acreedores.

Sin embargo esta solución no es la mayoritariamente aplicable en una gran cantidad de casos prácticos, ya que la empresa inmersa en un concurso de acreedores y que ha llegado a tal situación difícilmente suele tener viabilidad.

Así pues la mayoría de las situaciones acabarán con la liquidación de la empresa dando lugar a la venta o subasta de los bienes del deudor común hasta donde alcance el importe obtenido por la venta de los bienes del deudor y el pago consiguiente a los acreedores, siguiendo siempre un orden de preferencia legalmente establecido.

ABOGADOS MERCANTILISTAS EN ZARAGOZA

Los abogados mercantilistas son aquellos Letrados Licenciados en Derecho e inscritos en el correspondiente Colegio Profesional que están especializados en el derecho comercial o también llamado mercantil, asesorando y defendiendo a sus clientes en todo tipo de materias derivadas de las relaciones mercantiles de una empresa.