¿pueden los abuelos beneficiarse del derecho de visitas?

Los abuelos y el derecho de visitas

El Código Civil ha reconocido la importancia de los abuelos en el desarrollo integral de los niños, por lo cual se han establecido medidas para proteger el derecho de estos a tener en su compañía a los nietos después de una Sentencia de Separación o Divorcio.

En muchas ocasiones dada la frustración y hostilidad existente en el divorcio entre ambos padres, a los abuelos no se les ha tenido en cuenta, por lo que estos se ven en la desagradable situación de tener que ejercer sus derechos ante los Tribunales de forma autónoma, para así poder ver y tener en su compañía a los nietos.

El derecho de visitas para los abuelos se puede determinar a través de convenio regulador, que se utiliza en los casos de divorcio o separación de mutuo acuerdo, aunque en muchas ocasiones es olvidado.

¿Se deben incluir a los abuelos en el derecho de visitas de los menores?

Por medio de la relación de los abuelos y sus nietos, los menores adquieren valores y conductas beneficiosas que influirán decisivamente en su desarrollo personal, profesional y social.

En el divorcio de mutuo acuerdo la cláusula de visitas de los abuelos solo esta contenida en el Convenio Regulador firmado por los cónyuges, mientras que en el divorcio contencioso deberá ser pedido por aquella parte a la que interese el ejercicio de este derecho y de esta forma ser contemplado por el Juez en la Sentencia judicial que ponga final al proceso.

Para que lo establecido en el convenio regulador con respecto a los abuelos sea eficaz, es necesario que este sea homologado judicialmente a través de la Sentencia.

El derecho de visitas a los nietos, es un deber pero a la vez una obligación, ya que durante este tiempo en que los ven y tienen en su compañía, los abuelos pueden proporcionar conocimientos de calidad y experiencia a estos, y a su vez pueden disfrutar de la compañía de los pequeños.

Cuando este derecho de visitas no ha sido contemplado ni en la Separación ni en divorcio de mutuo acuerdo, ni en el contencioso, serán los mayores los que tengan que instar un pronunciamiento autónomo dentro del ámbito de familia para que se les conceda tal derecho por el Juez.

En España la figura de los abuelos se considera como un gran referente moral por sus conocimientos y experiencia y son una parte esencial de la familia de los niños.

El Código Civil introdujo un precepto especialmente dedicado a esta situación, aunque ya con anterioridad la doctrina jurisprudencial lo venía aplicando aun sin existir normativa legal que lo habilitase.

En algunas ocasiones, los abuelos sufren grandes dificultades para poder visitar a sus nietos de forma regular y pueden tener la sospecha, fundada o no, de que sus nietos no están siendo tratados como ellos entienden que se merecen.

Desde su propio punto de vista los niños pueden estar faltos de control y supervisión, sin poder disfrutar del afecto de sus padres y sin ser controlados.

En estas situaciones tan desagradables, a los abuelos no les quedará otro remedio que solicitar del Juez no solamente el derecho de visitas, sino en ocasiones instar la tutela de los mismos si los padres no pueden hacerse cargo de ellos, como pueden ser las situaciones que se derivan de una vida disoluta del progenitor que tiene la custodia o adicciones a drogas o alcohol que pueden causar un daño psico-moral de gravedad a los menores.

A&A Abogados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies