¿accidente de trabajo ordinario o in itinere?

¿accidente de trabajo ordinario o in itinere?

Carmen acaba de quedarse viuda, su marido falleció al regresar del trabajo. Pedro prestaba sus servicios en una empresa que realizaba instalaciones eléctricas fuera del centro de trabajo. El Viernes por la tarde, sobre las 17.30 horas, llegaba de Salou (Tarragona), en compañía de otros dos empleados, habían estado realizando el cableado eléctrico de una nuevas viviendas de verano que se estaba construyendo en dicha ciudad.

Después de dejar las herramientas de trabajo en la empresa, se montó en el vehículo con sus compañeros, y antes de comenzar el trayecto de vuelta a su domicilio, sufrió un infarto de miocardio en el propio vehículo, por suerte, no conducía él, ni habían iniciado el trayecto, y sus acompañantes lo pudieron trasladar rápidamente, al Centro de Urgencias más cercano, pero nada se pudo hacer por su vida, había ingresado cadáver.

Carmen tramita su pensión de viudedad por la muerte de su marido derivada de accidente de trabajo, al entender que tiene derecho a la misma y serle más beneficiosa, sin embargo, 20 días después, recibe carta de la Mutua Patronal con la que tenía asegurado el riesgo la empresa, donde se le deniega tal prestación de ‘viudedad por accidente de trabajo’, al entender ésta que no existe relación de causalidad entre el hecho de la muerte y el trabajo y que por lo tanto no debían asumir ellos tal pretensión.

Indignada por esta respuesta nos plantea varias preguntas: ¿tengo derecho a una prestación de viudedad por accidente de trabajo?, ¿Qué es esto de la relación de causalidad?, ¿Qué otros beneficios legales se derivan de la normativa?, ¿Cómo puedo solucionar mi situación a corto plazo?, ¿Qué consecuencias económicas se derivan de la calificación de la muerte de mi marido por accidente de trabajo?.

El Abogado contesta:

Querida Carmen,

Lamento profundamente la muerte de tu marido, aunque entiendo tu sentimiento de indignación por una negativa, aparentemente injustificada, ante la calificación de la muerte por accidente de trabajo por parte de la Mutua. El accidente de trabajo es aquel que se produce en el mismo lugar de la prestación de servicios, o en su inmediación temporal. La razón de negarte esta calificación es simplemente para recortar tus derechos en la cuantía de la indemnización.

Lo primero que tienes que hacer es reunir tus papeles y solicitar defensa legal a un Abogado al que deberás acudir con urgencia, para plantear tu caso.

Como observarás, en la carta de denegación de la Mutua Patronal, si no estás conforme con la resolución denegatoria, tienes un plazo legal de 30 días en los que puedes impugnar la misma, mediante la oportuna reclamación, pero es vital y trascendente que no lo dejes pasar pues sino tu derecho podría decaer y la situación se transformaría en irreversible.

Podrías enviarles tú misma una carta, diciendo que no estás de acuerdo, pero no te lo aconsejo, puedes cometer errores que luego pagarías caros. Es mejor para tus propios intereses que sea un profesional el que, una vez tenga todos lo datos y documentos, se ponga en comunicación con la Mutua exponiendo tu disconformidad y establezca posteriormente, cual va a ser la estrategia a seguir y los pasos a dar.

Debes saber que tendrás que acudir a los Tribunales del Orden Social para reclamar tus derechos, pues aunque la reclamación previa ante la Mutua es el primer paso a dar, (con el fin de avisar a la Administración de tu intención de recurrir e intentar que la misma reconsidere su posición), te lo volverá a denegar. No te intranquilices por esto, es normal que te lo vuelva a rechazar, serán únicamente los Juzgados de lo Social los que puedan resolver tu problema.

A corto plazo, puedes plantear tu petición de viudedad ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social por enfermedad común, para obtener recursos económicos que te permitan seguir manteniendo a tus hijos, mientras tramitas el proceso por la muerte de tu marido. Esto es sólo una situación provisional, pues cuando obtengas una Sentencia favorable de los Juzgados, será la Mutua Patronal la que tenga que hacerse cargo de la situación

En cuanto al Interrogante que me planteas sobre qué es ‘la falta de relación de causalidad entre la muerte y el trabajo’, indicarte que con esa afirmación quieren decirte que no existe nexo de unión entre el fallecimiento y el trabajo, es un problema que tendrá que solucionar tu abogado en el Juicio correspondiente, donde se deberá concretar el lugar exacto de la muerte, con quien estaba en ese momento, hacía dónde se dirigía, cuánto tiempo había pasado, si se desvió de su trayectoria inicial……

El supuesto de tu marido es, a mi entender, un claro ejemplo de accidente de trabajo ordinario, y no in itinere, por la proximidad: en el tiempo del termino de la jornada laboral; por ocurrir en el recinto de la empresa; no se había iniciado el trayecto. Tienes derecho a la pensión tanto de viudedad como de orfandad, además de una indemnización de 24 mensualidades de la base reguladora de tu marido.

Deberás igualmente examinar el Convenio Colectivo de tu marido, y la póliza individual del Seguro privado que tenía contratado. Evidentemente, percibir una indemnización no eliminará el dolor por la muerte de un ser querido, pero podrás paliar los desastrosos efectos económicos que la pérdida de tu marido te ha ocasionado.

Carmen, después de los trámites legales oportunos, obtuvo una indemnización superior a 150.000 euros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies