Accidentes de tráfico: ¿qué es el parte amistoso y cuál es su valor?

Accidentes de tráfico: ¿qué es el parte amistoso y cuál es su valor?

Cada vez que se produce un accidente de tráfico las compañías aseguradoras nos tienen acostumbrados a indicarnos que es conveniente la firma y rellenado de un parte de declaración amistosa del siniestro.

Para tal fin se provee a cada asegurado cuando se contrata la póliza de unos modelos normalizados que deberán ser utilizados por el conductor del vehículo cuando se produzca cualquier tipo de colisión o accidente.

Aunque este parte amistoso no es necesario que se realice obligatoriamente en el modelo oficial, siempre se recomienda el mismo por las aseguradoras, dado que contiene la totalidad de los elementos esenciales para poder resolver el caso.

Dicho parte es la declaración de voluntad de dos personas que de forma consciente redactan como se ha podido producir el accidente y lo firman dando prueba de conformidad con lo contenido en dicha declaración.

En este documento se contendrán el nombre, apellidos y domicilio del asegurado así como los del conductor y los datos completos del vehículo y los de la aseguradora, exponiéndose las circunstancias en que ha sucedido el accidente y completándose la información con un croquis y diversas figuras donde se debe señalar el lugar de producción de los daños.

Este parte amistoso nación en 1988 mediante los convenios de indemnización directa llamados CIDE, ya que con anterioridad cada conductor daba parte a su seguro y hasta que no se había completado dicho trámite no comenzaban la tramitación del accidente.

Una vez determinada la responsabilidad y culpa de uno de los conductores se podía comenzar, con lo que se retrasaba ineludiblemente la reparación del vehículo.

La finalidad por tanto de este convenio es dotar de mayor ligereza al procedimiento y lograr que los daños se periten con rapidez y se pueda proceder al abono de las indemnizaciones en el tiempo más corto posible.

¿QUÉ SUCEDE CUANDO UNO DE LOS CONDUCTORES NO QUIERE FIRMAR EL PARTE AMISTOSO?

En la práctica en bastantes siniestros automovilísticos puede haber disparidad de opiniones no solamente en la forma en que se ha producido, sino también en la responsabilidad de los distintos conductores.

Es evidente que si uno de ellos no desea firmar lo que deberá hacerse es llamar a la Policía Municipal si ha sucedido en un casco urbano o bien a la Guardia Civil o Policía Nacional cuando el accidente se haya producido en carretera.

No obstante, cuando hay heridos con lesiones personales o los daños materiales son cuantiosos será necesario siempre llamar a las Fuerzas de Orden Público para que levanten el correspondiente atestado, lo cual sucederá igualmente cuando uno de los conductores desaparezca de la escena del accidente.

¿QUÉ ES MEJOR PARTE AMISTOSO O ATESTADO?

Es evidente que la respuesta dependerá de las circunstancias del caso concreto, pero cuando se trata de siniestros menores donde no haya heridos, daños materiales o estos sean muy pequeños el parte amistoso dotará de mayor agilidad al procedimiento administrativo de las compañías y facilitará la rápida solución del asunto.

José Alberto Andrío Espina

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies