Accidentes de tráfico y lesiones en los hombros

Accidentes de tráfico y lesiones en los hombros

Uno de los tipos más comunes de lesión producidos en los accidentes de coches es la que afecta al manguito de los rotadores.

En la práctica la aparición de estas lesiones suele revestir la forma de tendinitis o bursitis, sin embargo en los siniestros automovilísticos lo más frecuente es el desgarro o distensión muscular debido a la naturaleza repentina y traumática del accidente.

En muchas ocasiones la parte perjudicada que se ve involucrada en un accidente se tensa en el momento del impacto, generando una situación en el área del hombro que absorbe una cantidad de energía, lo cual crea la posibilidad de una lesión en dicha zona corporal.

Si has sufrido una lesión en un accidente de tráfico con lesión en esta zona no puedes olvidar que tienes derecho a reclamar una más que posible indemnización, ya que en muchas ocasiones estas contusiones afectaran a tu vida ordinaria.

Las lesiones degenerativas del manguito de los rotadores suelen ser relativamente frecuentes en los deportistas pero también aparecen en algunas profesiones con movimientos repetitivos en los que se utiliza el hombro y sus tendones.

Debido a esta posible preexistencia, en muchas ocasiones las compañías aseguradoras se niegan a indemnizar este tipo de lesiones, argumentando que la parte perjudicada ya tenía la lesión con anterioridad al accidente.

Si usted ha estado involucrado en un accidente de automóvil, hay algunos síntomas que le deben de alertar sobre el hecho de que haya sufrido una lesión grave en el hombro, como puede ser la hinchazón inmediata en la zona, además en estos casos el dolor se irradiará hacia el brazo pudiendo ser lo anterior indicativo de que se ha producido un desgarro en el manguito rotador.

Por último, si ve que determinados movimientos se ven limitados es posible que salten las alertas sobre un posible desgarro o distensión muscular.

Cuando alguno de los síntomas anteriormente planteados aparece será imprescindible que el lesionado visite a un médico especialista de inmediato el cual procederá a realizar un examen físico que complementará con radiografías para poder determinar si existe rotura.

El nivel de gravedad de esta lesión puede variar ampliamente ya que habrá casos simples en que cederá el dolor con un poco de terapia física o descanso o simplemente con unas pocas inyecciones.

Sin embargo, en los casos más graves pueden requerir intervenciones quirúrgicas o reparaciones artroscópicas.

Por tanto, el procedimiento a utilizar dependerá fundamentalmente de la intensidad y gravedad de la lesión.

Si usted o alguien de su familia ha sufrido una lesión de este tipo en un accidente de tráfico deberá buscar asistencia jurídica personalizada para su caso a fin de conseguir la indemnización que su caso merece.

José Alberto Andrío Espina

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies