Acoso en el trabajo. el mobbing.

Acoso en el trabajo. el mobbing.

El llamado “mobbing” es una forma de acoso laboral que se encuentra relativamente extendida entre los países occidentales, siendo especialmente padecida por trabajadores que se encuentran en una situación de precariedad laboral, esto es, cuando éstos carecen de estabilidad en su empleo.

» ¿En qué consiste este fenómeno?
Según el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, éste podría definirse como aquella situación en la que una o varias personas ejercen una violencia psicológica extrema, de forma sistemática (cuando menos una vez por semana), durante un periodo de tiempo prolongado, sobre otra persona en el lugar de trabajo.

En otras palabras, el “mobbing” consiste en un hostigamiento en el lugar trabajo por el que se hace la vida imposible al empleado con la finalidad de que éste termine por dimitir y abandonar su puesto con un coste cero para la Empresa, evitándose ésta los costes asociados a su despido.
Las notas que lo caracterizan son las siguientes:

– Se da una intimidación psicológica con la finalidad de acabar con la autoestima de la víctima, proporcionando a ésta un trato vejatorio y ultrajante.

– Ésta se da de forma reiterada y prolongada en el tiempo.
Tiene lugar en un contexto de trabajo, pudiendo ser el acosador un compañero o un superior. En todo caso, éste debe encontrarse en una posición de superioridad, no necesariamente jerárquica, poseyendo más recursos o apoyos que la víctima.

» ¿Cómo se manifiesta en la práctica?
Las técnicas empleadas para realizarlo suelen ser muy sutiles en un primer momento, de tal forma que la víctima apenas asocia que lo está padeciendo, no percatándose de que detrás de las reprimendas sufridas, el excesivo control al que es sometida o la asignación de tareas de menor categoría (por poner unos ejemplos), no puede haber otra justificación racional que la intención de desacreditarla profesionalmente.

A medida que pasa el tiempo, esos ataques en un principio sutiles y apenas perceptibles se van haciendo más evidentes, de forma que cuando la víctima advierte su verdadera situación acaba encontrándose verdaderamente indefensa frente al acosador.

La pérdida de confianza por parte del empleado que lo sufre, así como la generación de un ambiente de trabajo en el que sus propios compañeros acaban mirándole con recelo debido al éxito de la desacreditación efectuada por el acosador; suelen encontrarse detrás de esa indefensión.

El propio hecho de que la víctima sea consciente de los propósitos del acosador hace que éste no tenga ya que ocultar sus propósitos, por lo que suele tener lugar entonces un recrudecimiento de los ataques.

» Sus efectos sobre la víctima
Quien sufre esta forma de acoso laboral puede, como hemos visto, ver su confianza personal diezmada por el acosador, desarrollando un auténtico pavor al lugar de trabajo y viéndose inmerso en una situación de enorme estrés que, en el peor de los casos, podría incluso llevarle a plantearse la idea el suicidio.

Y precisamente es eso lo que espera el acosador, dado que en muchos casos la víctima acaba por presentar su dimisión ante el insufrible ambiente laboral en que se debe mover.

» Debes actuar
Pasamos muchas horas de nuestra vida en nuestro trabajo, y todos merecemos pasar ese tiempo de la mejor forma posible, en una situación de confianza y mutuo respeto con compañeros y superiores.

Por ello, si te ves inmerso en una situación de “mobbing” o de acoso laboral en general, no dudes en poner tu caso en manos de un abogado especialista en materia laboral. Él podrá evaluar tu caso y verificar si se dan todos los elementos, pudiendo entablar entonces las acciones oportunas para defender tus Derechos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies