Alimentos ¿en que supuesto puede tener eficacia retroactiva?

Alimentos ¿en que supuesto puede tener eficacia retroactiva?

Aunque la regla general es la no retroacción de hechos anterior a la presentación de la demanda, ello no impide que puedan darse casos en los que se presente un claro abuso manifestado fundamentalmente en que las cantidades abonadas no se destinen a la finalidad que les dio causa en supuestos de enriquecimiento injusto o en los casos de restitución de cobro de lo indebido por demostrarse posteriormente, que la paternidad de un hijo que se consideraba propio, corresponde a otra persona.

Así los Tribunales han considerado procedente la devolución de cantidades abonadas a la hija por considerase satisfechas a la madre, ya que esta se había emancipado por matrimonio.

En este caso, la obligación de devolver la pensión indebidamente recibida se produce desde la fecha del matrimonio, ya que la extinción se produce ipso iure cuando la menor se emancipó, sin que sea necesario declaración judicial alguna.
La razón de ser de esta devolución se encontraba en que la madre no tenía derecho a cobrar porque la hija se había emancipado por matrimonio, valorándose por la Audiencia que desde ese momento la cantidad abonada no había sido dedicada a la finalidad alimenticia.

En definitiva, en aquellos supuestos donde se pruebe el enriquecimiento injusto cabe la reclamación sin que ello suponga la retroactividad de los alimentos.

Respecto a los supuestos en los que se ha producido cobro de lo indebido cuando ha mediado dolo en la reclamación o mala fe, si que debe operar la posibilidad el reintegro.

El Tribunal Supremo ha denegado la devolución de la pensión de alimentos en un supuesto en el que se atribuyó a un señor la paternidad de un hijo nacido por el hecho de haberse producido constante matrimonio, asumiendo entre otras la obligación de alimentos.

Posteriormente se demostró que la paternidad correspondía a otra persona. Este es el caso de Sentencia de 22 Julio de 1999 en la que se planteó la acción de responsabilidad extracontractual del artículo 1902 del Código Civil, basándose en la conducta dolosa de la madre y se estimó que no había producido la existencia del dolo.

La devolución podría haber prosperado si se hubiera interpuesto contra el verdadero padre la acción de enriquecimiento injusto sin causa y una acción contra la madre de restitución de cobro de lo indebido, por las cantidades que le fueron entregadas desde la separación.

La acción de cobro de lo indebido del artículo 1895 no exige demostración alguna del dolo y solo debe probar que se pagó por error y la mala fe del artículo 1896 determinando la restitución con el abono del interés legal y de la cantidad indebidamente entregada.

En la misma línea la Sentencia de 30 Junio de 1999, en un supuesto de pensiones alimenticias abonadas a quien se demostró que no eran sus hijos, se deniega la devolución de las cantidades porque la acción se interpuso en la esfera de la responsabilidad contractual junto con la reclamación de resarcimiento moral por incumplimiento del deber de fidelidad conyugal.

En otros supuestos se ha señalado que hasta que una Sentencia declare la no paternidad opera el principio jurídico de no devolución de las cantidades percibidas.

Existe una apariencia de probidad en el derecho al cobro y en la obligación de pago, que necesitará para operar el que se acredite la existencia de dolo o mala fe en los momentos periódicos de su percepción para que pueda operar la posibilidad de reintegro a través del cobro de lo indebido.

En consecuencia en los supuestos anteriores la cantidad que se puede solicitar, se rige por el cobro de lo indebido y por el enriquecimiento sin causa.

A&A Abogados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies