Alteraciones ventilatorias e incapacidad permanente

Alteraciones ventilatorias e incapacidad permanente

Las Afectaciones Ventilatorias, frecuentemente, vienen asociadas a la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, que pueden a llegar a disminuir la capacidad laboral del sujeto afectado o en los casos más graves, llegar a impedirle la realización de todo tipo de trabajo u oficio.

Así nos encontraremos diferentes situaciones en que la reducción de la capacidad respiratoria puede considerarse leve, moderada, grave o severa.

Para que sea generadora de una Invalidez Permanente, la alteración ventilatoria ha de ser significativa, y en grado suficiente para impedir el desempeño de profesiones que requieren esfuerzos físicos, como cargar pesos o desplazamiento de grandes volúmenes.

Cuando la alteración ventilatoria es moderada y la profesión es sedentaria, esto es, cuando no se trata de trabajos de carga y descarga, peones de la construcción o mozos de almacén, sino de trabajos ligeros o livianos, como auxiliar administrativo o de atención al público, no se estima, normalmente, que esta alteración pueda generar Incapacidad Permanente.

Cuando la Alteración Ventilatoria es leve, la consideración general es que carece de Capacidad Invalidante en grado alguno.

Sin embargo, cuando la Capacidad Ventilatoria se ha reducido a menos del 60% de la totalidad o incluso cuando se produce claudicación a mínimos esfuerzos, sí que será generadora de Incapacidad Absoluta.

Si la Disnea aparece únicamente con esfuerzos físicos intensos y la profesión del trabajador descrita en su profesiograma, tiene tareas de tales características, procederá el reconocimiento del grado de Total.

En la práctica Judicial, este tipo de afecciones no generan prácticamente nunca una Incapacidad Permanente Parcial.

Algunas Resoluciones judiciales de Tribunales Superiores han venido a establecer una Doctrina Médico Legal, acerca de los distintos grados de afectación de la capacidad ventilatoria para ponerlo en relación con los distintos grados de Incapacidad.

Así, si el índice resultante de la prueba espirométrica es del 35% o inferior, califican a esta alteración ventilatoria como Incapacidad Permanente Absoluta.

Cuando el índice es del 35 al 49% la califican igualmente de Absoluta si existen dolencias asociadas con relevancia funcional. La valoran como Incapacidad Total si no existente tales siempre que la profesión requiera esfuerzo físico.

Cuando el índice es del 49 al 64% lo valoran como una Incapacidad meramente Profesional, es decir, Total, cuando se trata de profesiones exigentes de esfuerzos importantes o que se desarrollen en ambientes muy contaminados.

No se reconoce ningún tipo de Incapacidad cuando las limitaciones son leves, es decir, cuando la Disfunción Ventilatoria afecta mínimamente a la capacidad de trabajo del sujeto interviniente.

Fdo: José Alberto Andrío Espina

aa-indemnizaciones.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies