Anestesia: dosis incorrectas

Anestesia: dosis incorrectas

La anestesia puede ser considerada como una bendición de la Medicina Moderna. La cantidad de dolor y sufrimiento que se puede evitar, es de grandes proporciones.

Hasta que fue inventada, la gente sufría gran cantidad de dolor con los procedimientos quirúrgicos de antaño.

Debemos de tener en cuenta. que antiguamente únicamente se daba alcohol para evitar el dolor de la extracción de una muela del juicio, e igualmente se le daba esta sustancia a un amputado, para tratar de disminuir su sufrimiento.

Sin embargo con el regalo científico que significa la aparición de la Anestesia Moderna, no puede considerarse que sean todo beneficios, ya que la misma también conlleva riesgos y responsabilidades.

Aunque la aparición de estos modernos fármacos anestésicos, ha significado la potenciación de la Medicina, si estos se usan incorrectamente pueden generar gran cantidad de problemas para el paciente que tiene la desgracia de sufrirlos.

Una Negligencia en la Anestesia, puede suceder cuando el Anestesista administra una dosis incorrecta al paciente. Los resultados no son uniformes con esta acción, puesto que pueden ir desde un leve deterioro de la enfermedad que se trate, hasta la muerte.

¿Cuáles son las Consecuencias de una dosis incorrecta?

Los desgraciados accidentes que se producen por una administración de sustancias anestésicas de forma no correcta, pueden ir desde la producción de una discapacidad con lesiones cerebrales para el paciente, con el trauma emocional subsiguiente, que implicará años de cuidado y mantenimiento, hasta la muerte del mismo.

El coste de esta enfermedad sostenida a lo largo del tiempo, puede ser muy alto, no solamente por las secuelas físicas sino también por la emocionales y puede dejar a una persona inocente, en difíciles circunstancias económicas, para poder sobrevivir.

Una dosis equivocada, puede ser causada por un Error Médico en la cantidad, pero también por el momento equivocado en su administración.

En muchos casos, estas administraciones incorrectas pueden producirse simplemente por una etiqueta inexacta en los fármacos que se administran o simplemente por los impresos de la documentación que están mal rellenados.

A veces algo tan simple, como una escritura en un Parte de Consulta y Hospitalización puede conllevar graves y serios problemas médicos para el paciente.

La responsabilidad de estos errores, puede poner en tela de juicio a varios de los profesionales que intervienen en la cadena sanitaria de atención a un paciente.

Fdo: José Alberto Andrío Espina
aa-indemnizaciones.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies