Aspectos a considerar a la hora de preparar tu reclamación por negligencia médica

Aspectos a considerar a la hora de preparar tu reclamación por negligencia médica

Si consideraras que has sido víctima de un caso de negligencia médica y hubieras tomado la decisión de poner tu caso en manos de un abogado especialista para que te represente, hay diversos factores que deberás considerar y que te serán de gran utilidad a la hora de reunir los fundamentos y plantear tus argumentos de cara a conseguir un resultado favorable en Juicio.
Ello, que es importante para cualquier tipo de Juicio, reviste la máxima importancia en un caso de estas características, dado que los Tribunales Españoles son generalmente bastante recelosos frente a las reclamaciones interpuestas contra facultativos médicos, mostrando una cierta mentalidad protectora respecto de esa profesión.
De ahí que la necesidad de preparación y cooperación para estos supuestos sea máxima. Estos son, en concreto, los factores clave a la hora de plantear un caso de negligencia médica.

  1. Tu propia capacidad a la hora de poner en conocimiento de tu abogado lo sucedido, así como para escuchar lo que él le tiene que decir y plantearle las preguntas que pudieran surgirte.

Es fundamental que ese profesional especializado que se ocupará de tu caso pueda conocer con el mayor grado de detalle posible todo lo acontecido en torno al mismo, especialmente en lo referente a las actuaciones que pudieran haber sido constitutivas de negligencia y a los daños causados por su causa.
No obstante, es igualmente importante que le escuches atentamente, respondiéndole a todas las cuestiones que te pudiera plantear. Aunque a ti pudieran parecerte aspectos secundarios, podrían en realidad revestir gran importancia para tu caso concreto.
Así mismo, en las citas que tengan lugar entre ambos, ten la suficiente confianza para plantear cuantas cuestiones relativas a tu caso se te susciten.

2. No obcecarte en exceso preguntando por la posible cuantía de la compensación que podría corresponderle.

Está claro que detrás de tu reclamación siempre va a estar la intención de obtener una compensación que te permita paliar los daños sufridos a causa de la actuación negligente por parte de ese facultativo médico.
No obstante, no debes permitir que el pensamiento en esa compensación te aparte de lo verdaderamente importante: recuperar tu salud y mejorar tu calidad de vida.

3. No ponerte a consultar abogados constantemente hasta escuchar a uno que le diga lo que quiere oír.

Por supuesto, la decisión de confiar un caso tan trascendental a un determinado profesional u otro requiere de una profunda reflexión, siendo Internet especialmente útil como herramienta de búsqueda.
En ocasiones podría ser conveniente consultar inicialmente a un grupo reducido de abogados antes de optar por uno en concreto. En todo caso, cuando lo hagas es preciso que puedas tener la suficiente confianza en él, y que ésta no se vea perjudicada aunque te exponga cuestiones que prefirieras no oír.
Además, debes tener presente que ningún profesional podría ofrecerte un determinado resultado, pues en los Juicios siempre se da un importante componente de incertidumbre, y además de tus propios argumentos la otra parte (el Centro o facultativo médico, o su Aseguradora) también tendrá los suyos bien preparados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies