Audio estudio prueba de adn voluntaria o forzosa

Audio estudio prueba de adn voluntaria o forzosa

Es conocido el refrán popular ampliamente grabado en la conciencia de los abuelos de que “los hijos de mi hija, nietos míos son” no pudiéndose decir lo mismo del hijo varón. Es evidente que la generación de la vida se realiza en la más estricta intimidad y demostrar, por tanto, la existencia de relaciones sexuales presenta graves problemas probatorios.

Las pruebas de ADN únicamente pueden ser pedidas dentro de un juicio que se inicia con una demanda de paternidad en el que se deberán aportar determinados indicios de los que se pueda deducir una idea cierta acerca de los hechos que se señalan en la demanda de paternidad. Sin embargo, las pruebas esenciales son las biológicas también denominadas pruebas de ADN y cuyo carácter concluyente se acerca al 99, 9% de certeza.

Cuando el demandado a la realización de tales pruebas desobedece al Juzgado, su negativa puede recaer con consecuencias fatales sobre la persona que se niega. El gran núcleo de la cuestión es que la persona a la que se pide el reconocimiento de la paternidad, no es solamente sujeto del proceso sino también objeto del mismo puesto que tiene que utilizarse su cuerpo para la extracción de esos centímetros cúbicos de sangre que serán utilizados en los laboratorios de medicina legal para la determinación de la paternidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies