Cáncer y gran invalidez

CÁNCER Y GRAN INVALIDEZ

El padecimiento de un cáncer es un fenómeno muy extendido en todas las sociedades occidentales y puede dar lugar a una Gran Invalidez cuando el estallido de la enfermedad haga necesario la asistencia de un tercero, especialmente en los casos en que se recibe tratamiento oncológico.
En esta línea se han pronunciado diversas Sentencias de los Tribunales Superiores de Justicia españoles.

Las Resoluciones Judiciales afirman que cabe admitir en este concepto de Gran Invalidez, las situaciones de dependencia como las que sufren los pacientes de cualquier tipo de cáncer o neoplasia, que superadas las fases de posible curación reciban tratamientos paliativos cuando los mismos y el propio estadio de la enfermedad los haga depender de terceras personas.

En estos casos habrá una dependencia continuada de tratamiento mórfico intravenoso, lo que viene avalado por la circunstancia de que tales situaciones, si no son tratadas en régimen de hospitalización, son tributarias de reconocimiento del derecho a la atención de Unidades Médicas de Atención Domiciliaria.

Estas unidades dispensan servicios únicamente de tipo médico, pero no cuidados personales.

Por tanto estas situaciones resultan perfectamente subsumibles en el concepto de Gran Invalidez.

A lo largo del proceso de esta enfermedad pueden surgir múltiples ocasiones en las que se necesite ayuda para realizar las actividades de la vida diaria y se podrá acudir a los Centros de Servicios Sociales más cercanos, para solicitar ayuda consistente en prestar atención al enfermo en el propio domicilio.

Las prestaciones a las que se puede acceder son las de atención personal con apoyo a la higiene y movilidad dentro del hogar, así como acompañamiento fuera de éste.

Igualmente se tiene derecho a atención domestica, entendiendo dentro de esta la preparación de alimentos, lavado, planchado y repaso de la ropa. Asimismo se pueden solicitar prestaciones económicas que variaran en función de los ingresos y el número de horas que se deseen contratar, aunque existe un límite máximo en base a la renta mensual percibida.

Pero cuando estas prestaciones de ayuda domiciliaria no se conceden por motivos presupuestarios, es mucho más procedente el solicitar la prestación de Gran Invalidez del Sistema Contributivo de la Seguridad Social

Jose Alberto Andrío

aa-indeminizaciones.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies