Cardiopatias isquémicas: ¿cuándo se concede la incapacidad absoluta?

CARDIOPATIAS ISQUÉMICAS: ¿Cuándo SE CONCEDE LA INCAPACIDAD ABSOLUTA?

El concepto de cardiopatía isquémica o coronaria, engloba alteraciones de la circulación ocasionadas por el desequilibro entre la oferta y la demanda de oxigeno por el corazón, dando lugar a trastornos en el musculo cardiaco o miocardio.

Entre los factores de riesgo, los más importantes son el habito tabáquico, la hipertensión arterial y la dislipemia, pero igualmente existen otros de segundo nivel como pueden ser la obesidad, el sedentarismo o la diabetes mellitus.

Algunos estudios incluyen también determinados tipos de personalidad caracterizados por una marcada competitividad, la existencia de situaciones de hostilidad y la tendencia al estrés y la premura de tiempo como factor de riesgo para la aparición de la enfermedad.

El Tribunal Supremo afirmo en una Sentencia de 1989 que las cardiopatías isquémicas son incompatibles con la plenitud de movimientos, la deambulacion y bipedestación pero no constituyen Invalidez Permanente Absoluta.

Los Tribunales vienen declarando que las situaciones de Invalidez son radicalmente y por su propia naturaleza, siempre individuales.

La descripción de la dolencia por si sola y en su objetividad es criterio orientador pero no definitivo ya que las decisiones Judiciales deben atender a la singularidad de cada caso, pues es éste en concreto el que se ha de resolver.

Por tanto la declaración de carácter general constituye Doctrina, pero no la valoración de las secuelas que siempre está vinculada a cada individuo y que es irrepetible.

La declaración de absoluta se ha reservado para aquellos supuestos en los que hay existencia de pluripatologias que imposibilitan el normal desarrollo de cualquier profesión.

Así se han concedido una Incapacidad Permanente Absoluta en el supuesto de una cardiopatía isquémica en concurrencia con otras enfermedades y en concreto con un cuadro de trastorno ansioso depresivo que se había cronificado, necesitando tratamiento ansiolítico de por vida y que provocaba déficit cognitivos y  anímicos, que solo le permitían al trabajador una vida cotidiana muy simple y centrada en el autocuidado y los tratamientos farmacológicos.

Los Tribunales igualmente han declarado que cuando existen pluripatologias que impidan el normal desarrollo de cualquier profesión u oficio, procederá la declaración de Incapacidad Permanente en el Grado de Absoluta.

Jose Alberto Andrío

aa-indemnizaciones.com

 

twitter-logo youtube-icon-full_color

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies