¿cómo afrontar tu primera vista judicial?

¿Cómo afrontar tu primera vista judicial?

Cuando el Divorcio no transcurre por la vía amistosa, es decir, los cónyuges no han llegado a un Mutuo Acuerdo, el Proceso Judicial enfrenta a las partes. Debe ser un tercero el que dirima vuestras discrepancias y encuentre una solución, esto es el llamado “Proceso Contencioso de Divorcio”.

En estos casos, tendrás como mínimo una Vista Judicial, y es conveniente que conozcas lo que te vas a encontrar.

Normalmente, habrás preparado el asunto con tu Abogado, realizaréis una serie de reuniones, en las cuales le presentarás a tu Letrado la Documentación necesaria para tu Defensa, fijaréis los puntos claves que se van a debatir y cuáles son tus argumentos más sólidos y cuáles los más débiles.

Es posible que el día anterior estés nervioso, es normal, pero debemos hacer hincapié en dejar todos las ideas claras para no cometer errores, para ello, es recomendable que descanses bien la noche anterior, eso puede ayudarte a estar más concentrado y relajado.

Los Procesos de Familia, están enmarcados dentro del Derecho Civil, y aunque son menos formales, están sujetos a unas Normas Procesales que debemos cumplir.

Las Vistas, se celebran siempre a Puerta Cerrada, es decir, no entran en la Sala , más que el interesado y su Abogado, todo ello para dotar al interesado de una mayor privacidad e intimidad.

Cuando llegues al Juzgado, lo primero que encontrarás es un arco detector de metales, como cuando vas a la Agencia Tributaria o a cualquier Organismo Oficial, y posiblemente con una cola de personas que también quieren acceder al edificio, así que sé prudente y reserva tiempo para llegar con antelación.

Tu Abogado te esperará en el Hall y juntos iréis hacia la Sala de Vistas, donde se desarrollará el Acto Procesal.

Lo habitual es que el horario sea respetado, así que llegar con retraso puede suponerte problemas de inasistencia, el Juicio se celebrará igualmente sin tú presencia, con los consiguientes problemas que esto puede conllevar.

Llegada la hora de la Citación, un Agente Judicial te llamará por tu nombre y apellidos, te pedirá el Carnet de Identidad para comprobar que eres parte implicada en el Proceso.

Una vez que accedas a la Sala de Juicios, te encontrarás:

El Juez; Órgano Unipersonal, y titular del Juzgado, es la persona que decidirá sobre tu asunto, lo distinguirás fácilmente porque se sentará en la Tribuna Central, frente a ti.

El Secretario Judicial; funcionario técnico cuya labor es dar fe de todo lo que se actúa.

Las Vistas, actualmente, son grabadas con cámaras de video, una vez que comienza la Audiencia, y en el momento que lo ordena el Juez.

Habitualmente, se inician con una breve exposición de cada parte sobre su posición procesal. A continuación, el Juez abre el Período Probatorio, en el que cada Abogado solicita las pruebas que considera oportunas y necesarias.

¿Cuáles son las más frecuentes?

Documentos, Testigos, Peritos e Interrogatorio de las partes . El Juez admitirá, las que considere pertinentes.

Es importante señalar que tú solamente podrás hablar si el Abogado contrario lo requiere a través del interrogatorio, tu Abogado nunca puede solicitarlo y solamente podrá examinarte después de haberlo hecho el Letrado de la parte contraria.

El Juez, en cualquier momento, podrá pedirte aclaraciones sobre aquellos puntos que considere han de ser esclarecidos.

Una vez terminada la exposición de las pruebas, habitualmente es permitida una breve valoración de las pruebas anteriormente presentadas, en la que cada parte tratará de persuadir al Juez, para obtener una Sentencia favorable.

twitter-logo youtube-icon-full_color

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies