cómo enfrentarse a la reclamación frente a la compañía aseguradora ante un accidente de circulación

cómo enfrentarse a la reclamación frente a la compañía aseguradora ante un accidente de circulación

Uno de los requisitos que se nos impone al conducir nuestro vehículo es haber contratado con carácter previo un Seguro, estableciéndose normativamente una modalidad de mínimos (el llamado Seguro a terceros), que únicamente cubre los daños ocasionados a otros agentes o personas; que podría ser mejorada mediante otras modalidades (por ejemplo, el Seguro a todo Riesgo).

Ante cualquier incidente de tráfico, como por ejemplo una colisión menor en la que tan solo hay que lamentar daños materiales en los vehículos, serían las Aseguradoras de los conductores implicados las que gestionarían las reparaciones y compensaciones económicas correspondientes, en función de quien hubiera sido responsable del mismo.

No obstante, en supuestos graves, bien porque los daños materiales hubieran alcanzado cierta consideración, bien por haber sufrido los ocupantes lesiones de gravedad o habiendo tenido lugar fallecidos, podría suceder que el caso acabara ante los Tribunales, pudiendo hacerse necesario contar con un abogado especialista en este tipo de casos.

Aquí vamos a darte una serie de instrucciones sobre cómo actuar en el trato con tu Compañía de Seguro del automóvil.
» ¿Qué debería hacer de cara a mi Aseguradora?

  1. En todo caso, deberás tener claro en todo momento el contenido de tu Póliza de Seguros, así como sobre los supuestos y daños que ésta cubre.
  2. Inmediatamente después del accidente, deberías ponerte en contacto con tu Compañía tan pronto como te sea posible, para poner en su conocimiento todo lo sucedido al detalle.
  3. Si te es posible, haz fotos de la escena del suceso y de los desperfectos y heridas sufridas. Ello resultará de gran utilidad en todo el proceso.
  4. Hazte con los detalles de los demás involucrados en el accidente y con los datos sobre sus respectivos Seguros de Accidentes.
  5. Podría ser conveniente que elaboraras tras la colisión un listado con nombres y detalles de contacto de losposibles testigos oculares del accidente, pues su testimonio podría resultar muy valioso.
  6. Guarda todos los recibos y facturas de hospital que hubieras tenido que soportar a raíz del accidente.
  7. Se siempre sincero con tus respuestas ante las cuestiones que te planteen los investigadores de la Compañía Aseguradora, y nunca trates de omitir detalles esenciales.

Piensa que ésta cuenta con peritos de gran experiencia y con toda seguridad serías descubierto, pudiendo seracusado de fraude.
» ¿Qué no deberías hacer?

  • Ese deber de sinceridad no implica en ningún caso que debas autoinculparte con rotundidad. Salvo que tengas muy claro que fuiste tú el causante, no admitas tu plena responsabilidad en lo sucedido.
  • No firmes ningún documento que te presente tu Aseguradora sin antes haberlo leído al detalle. Esta comprobación será esencial. Si no tienes claro lo que significa alguno de los términos en él contenido, consúltalo con sus empleados o con tu propio abogado.
  • No dejes pasar el tiempo y actúa rápido. La Normativa impone unos plazos y tu excesiva demora podría perjudicar tus posibilidades de recibir una indemnización.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies