Cómo se clasifican los créditos concursales

Cómo se clasifican los créditos concursales

La clasificación de los créditos es tarea del Administrador Concursal y pueden ser atacados mediante la impugnación en la lista de acreedores.

Los Créditos Concursales reconocidos e incluidos en la lista de acreedores a efectos del Concurso se pueden dividir en Privilegiados, Ordinarios y Subordinados.

 

CUÁLES SON LOS CREDITOS PRIVILEGIADOS

Los Créditos Privilegiados tienen derecho de abstención sobre el Convenio, y por este motivo, no se computan para el cálculo del pasivo necesario para la aceptación de una propuesta anticipada de Convenio o de una propuesta en sentido propio de Convenio tramitado en esta fase.

Si se llega a la fase de liquidación, los Créditos Privilegiados se satisfacen con prioridad a los demás Créditos Concursales, y aquí reincluirán los Créditos Salariales y otros Créditos Laborales, Tributarios y otros Públicos.

LOS CRÉDITOS ESPECIALMENTE PRIVILEGIADOS

Estos Créditos se satisfacen con preferencia a cualquier otro Crédito Concursal, y todo ello sin perjuicio de que los titulares de los mismos puedan ejercer su derecho a la realización de las garantías una vez superados los plazos de las acciones correspondientes.

  • Los que están garantizados con hipoteca voluntaria o legal, bien sea de carácter inmobiliaria, o mobiliaria. O bien, con prenda sin desplazamiento sobre los bienes hipotecados.

Se incluyen en esta categoría los derivados de Tributos que gravan periódicamente bienes o derechos inscribibles en un Registro Públicos; se incluyen los del Estado, Comunidades Autónomas o Entidades Locales.

Tienen preferencia sobre cualquier otro acreedor o adquiriente, aunque estos hayan inscrito sus derechos y gozan de prioridad absoluta sobre todos los demás créditos

  • Los créditos garantizados con anticresis sobre los frutos del inmueble gravado.

  • Los créditos refaccionaros, incluidos los de los trabajadores sobre los objetos por ellos elaborados, mientras sean propiedad o estén en posesión del Concursado.

  • Los créditos por cuotas sobre arrendamientos financieros o plazos de compraventa con precio aplazado por bienes muebles e inmuebles.

  • Los garantizados con prenda sobre los bienes o derechos pignorados.

  • Igualmente, los Créditos por garantía de valores mediante anotaciones en cuenta, sobre los valores gravados.

LOS CRÉDITOS CON PRIVILEGIO GENERAL

Se incluyen aquí:

  • Los créditos por salarios que no tengan reconocido privilegio especial.

  • Las cantidades pendientes de retenciones tributarias y de la Seguridad Social.

  • Los Créditos Tributarios y demás Derecho Público, así como los Créditos de la Seguridad Social que no gocen de Privilegio Especial.

  • Los Créditos por responsabilidad Civil extracontractual, así como los Créditos del Acreedor distante, que no sean ni Privilegiados ni Subordinados.

CUÁLES SON LOS CRÉDITOS SUBORDINADOS

Son los créditos postergados tras los ordinarios en el Concurso.

CUÁLES SON LOS CREDITOS ORDINARIOS

La Ley define a los Créditos Ordinarios como aquellos que no son ni Privilegiados ni Subordinados.

A&A Impagados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies