Compensatoria y nuevo matrimonio del acreedor

La celebración de un nuevo matrimonio por parte del acreedor de la pensión compensatoria determina la extinción de la misma.

Obviamente esta causa solamente puede operar respecto de las pensiones concedidas tras el divorcio, ya que estamos en presencia de un evento que opera de manera automática, esto es, sin necesidad de Declaración Judicial.

El nuevo matrimonio de la persona que recibía la pensión compensatoria es un supuesto que ha dado lugar a escasas sentencias dada la obviedad y claridad de la norma.

Sin embargo en alguna ocasión los Tribunales han afirmado que al contrario de lo que puede acaecer con la extinción de la pensión compensatoria del artículo 101 del Código Civil, cuando se trata de situaciones de desequilibrio, en las que el beneficiario de la pensión no quiere renunciar a la misma, el deudor se ve abocado a solicitar su modificación o extinción en un nuevo Procedimiento Judicial de carácter Contencioso con efectos retroactivos limitados.

El nuevo matrimonio del acreedor por el contrario, en cuanto que es un hecho incontestable, ha de provocar un inmediato efecto de extinción de la misma, incluso sin necesidad de un nuevo proceso modificativo.

Por tanto, bastará en su caso, la acreditación de dicho hecho, es decir, del nuevo matrimonio en fase de ejecución del procedimiento en que se reconoció el Derecho.

El efecto extintivo debe operar desde el momento de la celebración del posterior matrimonio sin posibilidad alguna de graduar el efecto retroactivo, al contrario de lo que acaece en las demás causas extintivas.

En otras ocasiones la compensatoria depende de condicionantes más complejos no refrendados de manera autentica y oficial, y por tanto necesitarán de una valoración judicial en orden del alcance del cese de la obligación, pero no es el caso el que el acreedor de la pensión contraiga nuevas nupcias.

Una solución distinta implicaría el refrendo por parte de los Tribunales de una clara situación de abuso de derecho, que de modo inequívoco viene prohibido en el artículo 7 del Código Civil.

Por tanto en los supuestos de ocultación al ex esposo del nuevo estado civil matrimonial para seguir cobrando la pensión compensatoria no deja de ser una situación claramente defraudadora del ex cónyuge.

En otros supuestos, las Sentencias que examinan esa causa de extinción lo analizan de manera incidental, cuando esta no es la cuestión central, sino que lo esencial es la determinación del momento a partir del cual deben devolverse las prestaciones indebidamente recibidas, con lo que viene a subrayarse el carácter automático propio de esta causa de extinción.

Cuando se producen estos ingresos indebidos, después de celebrado un nuevo matrimonio por parte de la esposa beneficiaria de la compensatoria, se suele plantear el problema de la devolución de las cantidades cobradas indebidamente ya que único requisito que se exige es la celebración del matrimonio, sin que opere esta causa de extinción cuando todavía no se haya celebrado el mismo.

A&A Abogados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies