Comunidades de propietarios: instalación de toldos y barbacoas

Comunidades de propietarios: instalación de toldos y barbacoas

Los pisos suelen tener elementos de ocio anejos a los mismos, como pueden ser las terrazas o balcones.

Como quiera que el clima mediterráneo predominante en España suele ser en verano relativamente caluroso dependiendo de las zonas, no son infrecuentes las situaciones, en que los vecinos de un inmueble regido por la Ley de Propiedad Horizontal,  proceden a la colocación de toldos o persianas para evitar la entrada del sol y del calor.

En muchas situaciones, tales elementos se colocan de acuerdo con la Comunidad de Propietarios que ha dado previamente su permiso o aquiescencia.

Pero en otros casos los propietarios del inmueble deciden  actuar por la vía de hecho y colocar los referidos parasoles por propia iniciativa de los mismos.

Llegados a este punto, cabo preguntarse si esas situaciones de hecho están reguladas por la Ley de Propiedad Horizontal. Lo normal sería haber pedido autorización comunitaria  y una vez otorgado el correspondiente permiso, proceder a la colocación de los mismos.

Los toldos, en la medida que afectan a la estética del edificio en su conjunto y atendiendo a las características de los mismos, según la ley, necesitaran el correspondiente acuerdo de la Junta de Propietarios.

Ahora bien, una vez colocados los mismos sin autorización, puede en Juntas Posteriores convalidarse el establecimiento de los ya instalados, y subsanarse el defecto de no haberse pedido autorización previa.

En todo caso será la Junta de Propietarios, la que deberá pronunciarse sobre el particular, y aprobar o denegar la colocación de estos elementos.

A tal efecto, se suele fijar el establecimiento de un modelo normalizado  y ciertos requisitos en cuanto a color y dimensión, a efectos de que no afecte la configuración estética o exterior del edificio.

Si uno  o varios propietarios han colocado toldos de diferentes dimensiones y colores, sin ningún consentimiento, la junta podría obligar a esos propietarios a uniformar o dar la misma configuración estética, con el modelo estándar, que se haya colocado con anterioridad.

Dado el clima mediterráneo existente en España, suele ser frecuente igualmente el que los propietarios de los pisos, quieran instalar barbacoas, bien en elementos comunes o en su propio inmueble.

La instalación de estos elementos puede requerir albañilería o no, y lo normal será que requieran acuerdo de la Junta de Copropietarios con el consiguiente quórum, para la instalación de tales elementos.

Desde otro punto de vista, señalar que las barbacoas, pueden infringir las Ordenanzas Municipales o de la Comunidad Autónoma donde esté inscrito el inmueble.

Como quiera que estas actividades pueden causar molestias para el resto de los copropietarios, señalar que el artículo 7 de la Ley de Propiedad Horizontal determina que, al propietario del piso no se le permitirán realizar actividades prohibidas por el Estatuto, o que resulten dañosas para la finca o que incumplan las disposiciones generales sobre actividades molestas, nocivas o peligrosas para la finca.

Por tanto, será la propia Legislación Autonómica, así como la Urbanística del lugar donde este el inmueble, la que deberá tomarse en cuenta y no solamente las prescripciones de la Comunidad sobre tal extremo.

 A&A Abogados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies