Concurso de acreedores y alimentos (1)

Concurso de acreedores y alimentos (1)

Uno de los créditos mas importantes que un cónyuge puede tener frente a otro es el derivado de la pensión por alimentos o el derivado de Pensión Compensatoria por lo que es de capital importancia determinar el efecto que el concurso de acreedores produce en relación al concursado, su cónyuge, o incluso otros parientes.

La Ley Concursal establece que durante la tramitación del concurso, el deudor persona natural, tendrá derecho a alimentos con cargo a la masa activa, salvo en los casos de liquidación.

Su cuantía y periodicidad serán las que acuerde la Administración Concursal y en caso de suspensión, las que autorice el Juez, oídos el concursado y la Administración del Concurso.

En este último caso el Juez con Audiencia de las Partes y previa solicitud de cualquiera de ellas, podrá modificar la cuantía y periodicidad de los alimentos.

Estas previsiones de la Ley tienen su fundamento en la necesidad de atender al sustento de los alimentados.

Para determinar el carácter embargable de un bien es necesario acudir a la Ley de Enjuiciamiento Civil, que establece como inembargable el mobiliario y el menaje de la casa, así como las ropas del ejecutado y su familia e igualmente aquellos bienes como alimentos, combustible y cualquier otro que el Tribunal estime que son imprescindibles para las personas de él dependientes, y que estas puedan atender con razonable dignidad a su subsistencia.

Son también inembargables los sueldos, pensiones o retribuciones que no excedan del Salario Mínimo Interprofesional.

Sin embargo debe señalarse que el patrimonio del deudor quedará sometido a importantes limitaciones relativas a su administración o disposición y quedaran intervenidas o suspendidas muchas de sus facultades y por tanto sometidas a control de la Administración Concursal y del Juez.

La ley establece un procedimiento para controlar el modo en que se hace efectivo ese derecho de alimentos, de manera que no se merme de manera injustificada la masa del deudor y se permita la subsistencia de los alimentados.

Nuestro Código Civil entiende como alimentos aquello que sea indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica.

Respecto de los gastos de educación no debe olvidarse que el deudor puede tener a su cargo menores  que aun no hayan concluido su formación, por lo que dentro del concepto de alimentos debería extenderse también a la educación.

Será necesaria en todo caso, respecto a la forma de su concesión la solicitud del deudor o de su representante legal.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies