Concurso fortuito o concurso culpable

Concurso fortuito o concurso culpable

El Concurso puede calificarse como fortuito o como culpable, se calificará como fortuito en todos los casos en los cuales no se califica como culpable.

Siendo así, el concurso se calificará como culpable, cuando la insolvencia haya sido generada o agravada por dolo o culpa grave del acreedor, o por sus Representantes Legales, o de sus Administradores o liquidadores, si esta fuese una persona jurídica.

La Ley Concursal contempla una serie de supuestos, o bien directamente, o por mandato legal arrastran la calificación del concurso como culpable.

Constituyen supuestos de culpabilidad del Concurso:

  • Cuando el deudor legalmente obligado a la llevanza de la contabilidad, incumpliera sustancialmente esta obligación, llevara doble contabilidad, o hubiese cometido alguna irregularidad relevante para la comprensión de su situación patrimonial o financiera.

Es decir que no llevase en absoluto Contabilidad, faltas en alguno de los Libros Obligatorios, o dejara de formular alguno de los Estados Contables obligatorios.

Cuando junto a los Estados Contables formalmente redactados para ser exhibidos y auditados, llevase otro para su uso privado, es decir, no mostrase una imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera.

  • Cuando el deudor hubiese cometido alguna inexactitud grave en cualquiera de los documentos que se acompañen a la solicitud de declaración de concurso, o presentados durante la tramitación del procedimiento; pero también cuando los acompañados fueran falsos.

  • Cuando la apertura de la Liquidación haya sido acordada de oficio por incumplimiento del convenio, por causa imputable al concursado, es decir actuaciones u omisiones negligentes del concursado para que este se califique como culpable.

No se tendrán en cuenta por tanto, los factores coyunturales o circunstanciales de cualquier incumplimiento fortuito, por no ser imputables al deudor.

  • Cuando el deudor hubiese producido Alzamiento de Bienes, con la totalidad, o parte de estos, en perjuicio de sus acreedores, o hubiese realizado actos que retrasen, dificulten o impidan la eficacia de un embargo en fase de ejecución o de previsible iniciación.

  • Cuando los dos años anteriores a la fecha de declaración del Concurso, hubiesen salido fraudulentamente del patrimonio del deudor, bienes o derechos.

  • Cuando antes de la fecha de la Declaración de Concurso el deudor hubiese realizado cualquier acto jurídico con la finalidad de crear una situación patrimonial ficticia o engañosa.

En conclusión se trata de actuaciones dirigidas a ocultar la verdadera situación patrimonial del deudor, eludir la declaración de concurso, o esquivar las responsabilidades patrimoniales en perjuicio de los acreedores.

A&A Impagados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies