Consecuencias de los errores de anestesia

Consecuencias de los errores de anestesia

La Anestesia, se utiliza durante los procedimientos médicos-quirúrgicos, para limitar la cantidad de dolor, que el paciente pueda presentar durante los mismos.

Los Médicos, utilizan una amplia gama de técnicas, para paliar el sufrimiento del paciente, que dependen de la complejidad de la operación y de la cantidad de dolor, que sea necesario reducir.

Esto va, desde una inyección de Novocaína simple, para poder adormecer la boca, durante una simple operación dental de rutina, hasta la aplicación de técnicas más complejas y desarrolladas, que dejan al paciente completamente inconsciente, con el fin de realizar una operación a corazón abierto.

Estos procedimientos anestésicos, son esenciales en la Medicina Moderna, pero hay que señalar que los errores cometidos en la Administración de los mismos, pueden convertirse fácilmente en mortales.

Hay distintos tipos de Anestesia, aunque las más conocidas, son la Local y la General.

La Anestesia Local, solo afecta a una superficie limitada del cuerpo, como por ejemplo adormecer el ojo mientras se realiza una cirugía láser, mientras que la general, el paciente queda dormido por completo.
Frecuentemente, se combinan la Anestesia General con anestésicos locales, en la zona en la que se vaya a intervenir, dejando al paciente en situación absolutamente sedada. Así pues mientras la Local se limita a operaciones de menor importancia y rango, la General, se utiliza para situaciones de mayor riesgo.

Cuando el paciente deba estar consciente durante la operación, en ningún caso se hará uso de la Anestesia General.

Mientras que los Anestésicos Locales, son utilizados para la Cirugía Láser u operaciones donde sea necesario que el paciente este absolutamente consciente, la Anestesia General, es una labor mucho más complicada y delicada.

La diferencia entre una dosis que deje al paciente absolutamente consciente y la dosis que mate a una persona, es muy pequeña.

La Administración de la Anestesia General, requiere siempre la asistencia de una Anestesista, es decir un especialista, focalizado en el uso de estas sustancias sedantes.

Para una correcta aplicación de las mismas, deberán considerar distintos factores, como la dosis que administran, peso del paciente, si este tomas drogas o alcohol o sus antecedentes médicos, que obran en la Historia Clínica.
Y aunque la ciencia de la Anestesiología se ha desarrollado muy ampliamente en los últimos tiempos, siendo esencial en todo quirófano.

Ello no significa, que no se produzcan en ocasiones errores de consecuencias devastadoras, por la mala administración de estas sustancias.

Si usted o alguien relacionado, ha sufrido las consecuencias de errores en la administración de anestesia sepa que puede ser el candidato idóneo a una indemnización por Negligencia Médica.

Fdo: José Alberto Andrío Espina

aa-indemnizaciones.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies