Consecuencias de no pagar la manutención

Consecuencias de no pagar la manutención

España figura a la cabeza de los países con más altas tasas de divorcio. Según el Instituto de Política Familiar, en nuestro país se produce un divorcio cada tres minutos.

Las Estadísticas, han demostrado que aproximadamente un 30% de los matrimonios actuales, habrán desaparecido en los próximos 15 años.

Uno de los principales problemas que existen cuando la pareja se divorcia, suele ser el tema económico y dentro de este, la manutención de los hijos.

En España tanto los niños nacidos dentro del matrimonio, como los nacidos fuera de él, pueden recibir abonos del padre que no tiene la custodia. Las consecuencias de no pagar la manutención, pueden llegar a plantear problemas legales, para la persona que omite este deber.

La obligación legal de prestar alimentos, es considerada como una ayuda financiera que es asignada a los padres, por ser tutores financieros del pequeño. Independientemente de si estos, tienen uno o más hijos o se han vuelto a casar, cada progenitor, debe velar por el cuidado de los menores a su cargo.

Normalmente, cuando la custodia se concede a un padre, el otro que no tiene la custodia, será el que tendrá que prestar los alimentos. Estos, consistirán en una cantidad fija destinada a ayudar al mantenimiento del bienestar del niño, su alojo y educación.

La cantidad concreta, que se pague mensualmente, será efectuada al otro cónyuge y siempre dependerá de las necesidades el niño, su estándar de vida anterior y el nivel de ingresos de ambos progenitores.

Si el padre con la custodia se vuelve a casar, los alimentos deberán ser igualmente mantenidos por el otro cónyuge. Pero si la situación es a la inversa, el obligado al pago no verá desaparecer su obligación inicial.

Su nuevo matrimonio, no deberá ser obstáculo, para que siga pagando los fijados en una sentencia judicial anterior.

Los nuevos hijos, que sean resultantes de su nueva relación  matrimonial, no deberán ser nunca obstáculo ni causa para un impago, de los inicialmente prefijados.

En todo caso si usted, se encuentra con dificultades financieras y quiere disminuir la cantidad, siempre deberá hacerlo a través de un Procedimiento de Modificación de Medidas.

Deberá explicarle al Juzgado, las causas por la que solicita una disminución, respecto de los que fueron fijados inicialmente.

Si las causas convencen al Órgano Judicial, obtendrá una reducción en el pago de los mismos.

Señalar, por último, que bajo ningún motivo, usted podrá dejar de pasar la manutención, pues esta es una obligación no solamente legal, sino también moral y las consecuencias de un impago reiterado pueden ser funestas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies