Consentimiento informado: importancia y concepto

Consentimiento informado: importancia y concepto

El concepto de consentimiento informado, está formado por dos partes. La primera  parte, requiere que el proveedor de los servicios médicos, informe detalladamente al paciente.

Esto significa, decirle cual es el procedimiento que se llevará a cabo, como se producirá, el tiempo estimado de recuperación, tratamiento alternativos y posibles efectos secundarios.
También pueden existir interrogantes, sobre el tipo de tratamientos recomendados y qué otras posibilidades diferentes, existen frente al mismo.

El Médico, después de informar al paciente, sobre el procedimiento y responder a todas sus preguntas, debe pedirle permiso a este, para seguir adelante. Hay que señalar que esta parte, es la más complicada en diversos casos.

Antes de aceptar el consentimiento, estos Médicos deben de asegurarse que el paciente, está en un estado de lucidez mental, como para poder entender todas las consecuencias, de lo que se está hablando.
Esto significa, que si un paciente, padece Demencia o Alzheimer o se encuentra en un estado de gran confusión debido a su edad, no podrá dar su consentimiento informado, porque él o ella, no tienen un grado de claridad mental suficiente.

Es evidente, que los proveedores sanitarios, no pueden engañar a los pacientes mediante la retención de información, o dicho de otra forma, darle información que pueda parecer confusa o engañosa.

Un paciente engañado que de su consentimiento, será considerado legalmente, como alguien, que no ha dado su aceptación.
En los casos, en los que una persona no puede consentir por sí mismo, deberá ser su tutor el que lo haga, puesto que normalmente recaerá sobre un paciente cercano, el permiso.

Este puede ser un padre, un hermano, el sobrino, o el cónyuge, u otra persona, que esté legalmente autorizada para tomar estas decisiones.
En los casos en los que los Médicos, no puedan obtener el consentimiento del paciente o del tutor legalmente designado, en un plazo razonable de tiempo, estos pueden llevar a cabo el tratamiento u operación, siempre que haya urgencia, es decir, si hay riesgo vital.

El consentimiento informado, puede ser aparentemente contemplado como la firma de un documento en el que el paciente, muestre su conformidad al procedimiento que se le va aplicar.

Sin embargo, una comprensión exacta del concepto, significa mucho más, ya que el Médico le deberá dar algo más, que una explicación superficial de la situación.

Esto, es especialmente relevante, cuando usted va a ser sujeto de una Intervención Quirúrgica que puede conllevar riesgos.

En estos casos, el Médico debe explicar cual es el diagnóstico exacto, o si todavía no existe diagnóstico, informar al paciente de todas sus posibilidades.

A continuación el Médico, debe informar que tipo de intervención, se va a realizar, y como va a funcionar presumiblemente la misma.

El paciente, debe conocer siempre los riesgos y beneficios y como van a operar estos a largo plazo.
De esta manera, usted podrá elegir, si lo desea otro plan alternativo diferente, que se ajuste más a sus preferencias personales o creencias religiosas.

Si no se le da suficiente información al paciente, está claro, que se le puede privar al mismo, del derecho a decidir sobre su futuro clínico.
Fdo: José Alberto Andrío Espina

aa-indemnizaciones.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies