Convenio regulador: ¿cuando adquiere eficacia?

Convenio regulador: ¿cuando adquiere eficacia?

El Convenio de la Separación o Divorcio de mutuo acuerdo es un concepto nuevo que fue introducido por la Ley Fernández Ordoñez de 1981.

Los Tribunales han entendido que no tiene categoría jurídica propia dentro de las fuentes de las obligaciones.

Su regulación la encontramos en el artículo 90 del Código Civil y será competencia de Tribunal verificar si este Instrumento Legal contiene la regulación mínima a la que se refiere el citado precepto.

¿CUAL ES SU NATURALEZA?

El Convenio Regulador es considerado como una facultad propia del Derecho de Familia mediante el cual se expresa la voluntad de los cónyuges o ex cónyuges y que requiere para su eficacia de la aprobación judicial.

Su naturaleza ha sido definida por el Tribual Supremo como mixta, ya que al intervenir en su perfección la Autoridad Judicial, no se desplaza su naturaleza contractual como parcela privativa del Derecho de Familia y no está sujeto a formalidades rigurosas, bastando que contenga los requisitos del artículo 90 del Código Civil.

¿CUAL ES SU CONTENIDO?

El precepto regulador de esta figura jurídica no impone un determinado contenido, si bien es cierto que algunos de sus extremos exceden de la esfera de libre disposición de las partes que son los cónyuges y quedan sometidos a la Autoridad Judicial, al estar bajo su control judicial por referirse a intereses superiores, que se encuentran fuera del alcance de los cónyuges. Como pueden ser:

• Los relativos a los alimentos o cuidados de los hijos menores.

Otros extremos por el contrario son de índole patrimonial como sucede con la Liquidación del Régimen Económico Matrimonial donde será absolutamente extensivo el principio de autonomía de las partes, salvo cuando se perjudica a terceros o se vaya en contra de normas de orden público.

¿CUAL ES SU EFICACIA?

Sus efectos no les pertenecen a los cónyuges otorgantes ya que depende de la aprobación o no del Tribunal, por lo que su contenido puede ser rechazado en su totalidad o parcialmente.
El Convenio Regulador debe contener un contenido mínimo cuya ausencia le privaría de validez por lo que en una primera fase es un Convenio.

LA HOMOLOGACION DEL CONVENIO REGULADOR

Este contrato nace de la libre voluntad de los cónyuges, pero su eficacia no nace en ese instante sino que es a partir del momento en el que se homologa a través de la Sentencia Judicial cuando surte sus efectos.

La homologación tiene una innegable eficacia y transcendencia jurídica pues de esta manera eleva su condición de rango de contrato privado a la categoría de oficial o publico.
Con la homologación el Convenio tiene eficacia frente a terceros.

A&A Abogados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies