¿cuándo te puedes negar a una prueba de paternidad?

¿cuándo te puedes negar a una prueba de paternidad?

Cuando se recibe una Demanda de Paternidad Extramatrimonial o se está a punto de recibirla, la ansiedad y preocupación por el asunto, evidentemente, nos invadirá.

Múltiples pensamientos se agolparán en nuestra mente, y ésta se convierte en un hervidero de preocupaciones, para las cuales, lógicamente, tendremos que buscar una solución.

Si la persona afectada, además está casada, la situación se agrava. Ésta puede tener hijos, y lo primero que vendrá a la mente del posible receptor de la Paternidad, es qué pensará su esposa y sus hijos del problema que se le avecina.Toma de muestra de ADN - Cuando negarse a la prueba de paternidad

Lo siguiente, será pensar en las posibles consecuencias, si se tendrá que hacer frente a una o varias crisis familiares, si el problema se logrará delimitar solamente con la Demanda de Paternidad o su esposa leplanteará una Separación y tendrá que hacer frente a dos posibles Problemas Judiciales.

Qué solución dar al problema concreto de cada persona, y cuál es la mejor actitud para afrontar la situación, deberá estudiarse detenidamente con un Abogado especialista en la materia.

Como ya sabrás, la Constitución Española, asegura la Protección Integral de los Hijos, los cuales son Iguales ante la Ley, con independencia de que la Filiación sea Matrimonial o Extramatrimonial.

Investigación de la Paternidad

Desde otro ángulo, la nueva Ley de Enjuiciamiento Civil, permite la Investigación de la Paternidad.

El problema central se plantea cuando te surgen dudas sobre si tú eres el auténtico padre de la criatura, y, si esa presunta paternidad que se te pretende atribuir, es real o figurada.

Como ya hemos dicho, te han amenazado con una posible Reclamación Judicial de Paternidad, y lo primero que deberás pensar es con qué tipo de pruebas cuenta la parte contraria, para poder formularte una pretensión de tal calibre.

Una Demanda de Paternidad, para que sea admitida, tendrá que presentar ciertos Indicios Probatorios o Principios de Prueba, que convenzan inicialmente al Juez, de que esa pretensión tiene ciertos visos de credibilidad.

Cuando realmente, ya estés dentro del Proceso, tendrás que determinar y fijar tu posición, y el núcleo central del problema, será concretar si deseas hacerte la Prueba Biológica del ADN o no, para lo cual, debes de sabercuáles son las consecuencias, en el caso de que asumas una postura negativa.

Has de saber, que las Pruebas Biológicas de Paternidad, ofrecen una certeza absoluta cuando el resultado es negativo, y, de más de un 99% cuando es positivo.

Habrás visto, en ocasiones, Titulares Periodísticos, en los que, al amparo de una noticia, se ha dado a conocer a la Sociedad que la negativa a someterse a una Prueba de Paternidad, confirma la Filiación del hijo.

Esta negativa, cuando es injustificada, permite declarar a los Tribunales la Filiación, ya que se interpreta esta postura, como una confesión presunta del afectado.

Negarse a una Prueba de Paternidad

Cuando la madre insta tu paternidad, evidentemente, solicitará la Prueba Genética del ADN, y tú, podrás dar los razonamientos que consideres convenientes para oponerte a la realización de la misma, es decir, podrás expresar los motivos por los que entiendes que no debes someterte a ésta.

El Tribunal, admitirá o denegará, los argumentos de oposición, pero si los deniega, ordenará la práctica de la prueba.

El afectado, es decir, el presunto padre, en ese momento, tendrá un día y hora para realizar la Prueba Biológicaen un Laboratorio, a donde podrá acudir o no, pero si no lo hace, lo más probable, es que su situación procesal se agrave sustancialmente.

¿Qué debe entenderse por “Negativa Injustificada”?

Esta negativa, en unión del resto del material probatorio, es decir, las pruebas que acompañan la Demanda, junto con las que se hayan practicado en el Acto del Juicio, si tienen un mínimo de solidez y coherencia, podrán servirle al Juez para fundamentar una Sentencia Condenatoria.

Este resto de pruebas, que no son la estelar del ADN, deben ser un Conjunto de Indicios Cualificados, que los Jueces podrán interpretar en el sentido lógico que consideren oportuno.

Igualmente, tiene relevancia, cuál fue tu postura con anterioridad al Juicio, no solamente lo que hiciste, sino también lo que dejaste de hacer: ¿te han enviado Cartas o requerimientos Notariales reclamando tu paternidad?

Si no los contestaste, debes tener en cuenta, que los silencios, aunque no se interpretan como admisión de los hechos, pueden dar lugar a la aparición de oscuras sombras. Ya que, ante una imputación de este calibre, cualquier persona, lo primero que hace es desmentirla.

Existe un Refrán Popular que dice “Quién calla, otorga”, pues bien, el Tribunal Supremo Español, en alguna Sentencia, ha dicho que, ‘si bien, quién calla no otorga, tampoco niega’.

Documentos que a ti te pueden parecer relativamente intrascendentes cuando operan por separado, valorados en conjunto, y puestos en relación con otras pruebas, junto con una negativa a la realización de la Prueba de Paternidad, pueden desembocar en una estimación de la Demanda de Paternidad.

Negativa de la Prueba de ADN

Por tanto, podemos decir, que el Principio General, es que si te niegas a la realización de la Prueba Genética, en un Proceso de esta dimensión, esta negativa, en unión del resto del material probatorio, puede servir, y sirve normalmente, para fijar la Filiación.

La excepción a este Principio, es, que no toda negativa siempre conlleva un Reconocimiento de Paternidad.

El primer problema, será determinar cuándo esta negativa es justificada o injustificada, y ahí serán los Tribunales, teniendo en cuenta las circunstancias de cada caso concreto, los que decidirán sobre este punto.

Las Causas por las que se oponen los presuntos padres demandados, son generalmente, Derechos Fundamentales, que atentan contra el Honor, Dignidad de la Persona Humana, Intimidad, Privacidad, Imagen e Integridad Física.

Jurisprudencia sobre la Prueba de Paternidad

El Tribunal Constitucional, ha manifestó en Diciembre de 2008, que ‘El Derecho a la Integridad Física y a la Intimidad Personal, no se infringe cuando alguien debe someterse a una Prueba prevista en las Leyes, acordada, razonablemente, por un Juez’.

Según este Alto Tribunal, cuando un Varón es demandado en un caso de Presunta Paternidad y se ordena la práctica de una Prueba de ADN, aquél debe acatar la decisión del Juez de someterse a la misma

Sólo podrá negarse a la prueba de paternidad en los siguientes supuestos:

  • • Cuando no exista ningún indicio serio de que el demandado ha mantenido las relaciones sexuales que le atribuye la mujer demandante: por ejemplo si no la conoce, o su relación fue tan esporádica o circunstancialque no permita deducir la consecuencia perseguida por la madre.¿Qué podemos entender por Indicios Serios? Nos estamos refiriendo, a elementos tales como fotografías, Cartas, testimonios de amigos o familiares, videos, grabaciones auditivas….
  • • En el supuesto de que exista un grave riesgo o quebranto para la salud de realizarse tal prueba, lo cual, evidentemente deberá acreditarse mediante Informes o Pericias Médicas.
  • • Cuando la prueba haya sido acordada, de forma inmotivada, por el Órgano Jurisdiccional, es decir, sin argumentos que la sustenten, o, en el supuesto de que sea la única prueba determinante.

El Constitucional y la negativa a la prueba

El Constitucional, se pronuncia, de forma contundente, sobre las consecuencias negativas que tiene el hecho de que un hombre demandado, se niegue a someterse a las Pruebas de Paternidad, y añade, que los Jueces y Tribunales, deben realizar todas las actuaciones necesarias para la práctica de tales pruebas, cuando sean insustituibles para conocer la verdad material de los hechos.

Este Tribunal, en ningún caso, avala la posibilidad de declarar un Paternidad, basándose única y exclusivamente en la negativa del demandado a someterse a dicha prueba, ya que, como hemos explicado anteriormente, siempre deberá de ir acompañada de otro conjunto de indicios que así lo corroboren.

¿Cómo se hace un test de paternidad?

Un test de paternidad es un estudio genético que tiene como finalidad determinar el vínculo existente entre un individuo y su progenitor masculino o femenino.

Toda persona recibe como consecuencia de la reproducción sexual un alelo de la madre y otro del padre determinándose por la prueba biológica de paternidad una comparación del ácido desoxirribonucleico de ambos progenitores existentes entre las células estudiadas.

Actualmente se utiliza la teoría de los marcadores genéticos, siempre que se disponga de una muestra genética del hijo y de ambos padres.

Estos marcadores pueden ser considerados como huellas digitales absolutamente individualizadas para cada persona.

El análisis de ADN tiene una alta fiabilidad genética, sin embargo, carece de una certeza absoluta ya que no existe jamás una certidumbre del 100% sino una alta probabilidad matemática cuando es positivo del 99,9%.

Esta garantía se deriva del alto nivel de probabilidades estadísticas de que dos personas tengan las mismas huellas de ADN y su seguridad depende de cuantos marcadores se comparen.

Este tipo de prueba no solamente se utiliza para la investigación de la paternidad sino también en el ámbito de la criminalística o en materias civiles tan dispares como pueden ser los supuestos de herencia, teniendo en la actualidad múltiples aplicaciones prácticas.

¿Cómo se verifica el examen?

Mediante la extracción de una pequeña gota de sangre, de un cabello o de la saliva, se pueden encontrar células de cuyo núcleo se extrae el ADN a las cuales se le añaden reactivos químicos que liberan el ácido desoxirribonucleico contenido en las mismas el cual se amplifica obteniéndose de esta forma copias de los fragmentos escogidos.

Con la ayuda de equipos informáticos estos fragmentos se pueden visualizar en pantalla observándose los resultados en forma de bandas o picos.

Cuando se comparan las secuencias de una determinada muestra con la del progenitor o madre se pueden observar coincidencias si ambas secuencias pertenecen a la misma persona determinándose así, por medio de estas bandas, si existe relación entre el padre y el hijo.

La técnica más frecuente es la llamada barrido bucal por la cual se introduce un hisopo de algodón que toma muestras de la parte interior de la mejilla la cual es posteriormente analizada en un laboratorio para encontrar el ADN.

¿Cómo se interpretan los resultados?

Las técnicas de estudio no son en modo alguno simplistas, revistiendo en muchas ocasiones gran dificultad de interpretación.

Desde un punto de vista médico, los riesgos asumidos en al realización de los exámenes son mínimos. Sin embargo, sus consecuencias, desde el punto de vista social, emocional o económico,  pueden implicar graves consecuencias para las personas implicadas.

Este tipo de pruebas no solamente se utilizan para investigar la paternidad sino que en algunos casos sirven para determinar igualmente quién es la madre de un niño, debiéndose recurrirse en estos casos al ADN mitocondrial que es una parte especial y nuclear de la célula que la madre transmite al hijo y que únicamente la misma puede transferir a su descendencia.

La prueba es altamente fiable al 100% para determinar si un hombre no es el padre biológico de un niño, es decir, los supuestos de exclusión, sin embargo, en el supuesto contrario, es decir, para demostrar la paternidad de un hombre sobre determinado hijo, es decir, supuestos positivos de inclusión, su grado de fiabilidad llega únicamente al 99,9% de los casos.

Sin embargo, esta mínima desviación desde el 99,9 al 100% no es tomada en consideración por los Tribunales ya que cuando se da ese alto porcentaje se atribuye la paternidad al sujeto investigado siempre que haya otras pruebas confluyentes que apunten a que el investigado pueda ser el progenitor del menor.

El ADN se puede extraer de la raíz de un cabello, del líquido amniótico de la madre, de un centímetro cubico de sangre o simplemente de una muestra bucal pero, igualmente, se puede obtener de un pañuelo, prendas de vestir, cepillos de dientes, restos de cigarrillos o huesos de un difunto.

Estos materiales sirven en ocasiones, no solamente para la investigación de la paternidad sino también para desentrañar complejas situaciones criminales.

Cuando el patrón genérico es idéntico tanto en el padre como en el niño y se han analizado varias muestras, la prueba de paternidad gozará de gran fiabilidad ya que padre e hijo compartirán los mismos genes.

Debiéndose señalar que el patrón de cada persona es único, es decir, cada individuo tiene una combinación exclusiva que ha heredado al 50% tanto del padre como de la madre.

¿Se pueden falsear los resultados de este tipo de pruebas?

Cuando la investigación se realiza dentro del marco de un proceso legal es altamente improbable por no decir imposible que se puedan manipular los resultados dado los exigentes protocolos de seguridad que se aplican en la toma de las muestras.

En primer lugar, el investigado deberá enjuagarse la boca delante de un testigo antes de que se extraiga una muestra de saliva de su boca o  se realice una extracción sanguínea, se exigirá igualmente el consentimiento informado tanto de la madre como del padre o del hijo cuya representación ostentarán los padres, se garantizará la cadena de custodia y, con carácter previo, se comprobará la identidad de cada uno de los sujetos implicados en el estudio genético, evitando así la contaminación de las muestras obtenidas.

No obstante, y a pesar de todas estas garantías procedimentales una conocida revista norteamericana publicó no hace mucho tiempo la existencia de algunos intentos fallidos por manipular tales pruebas, lo que ha obligado a la comunidad científica a adoptar una gran rigurosidad en los protocolos empleados cuando se toman este tipo de muestras y cuya finalidad es evitar todo al tipo de manipulación en los resultados y evitar errores de los expertos.

El precio de la prueba de ADN

El coste de un examen genético está en la actualidad a la alcance de cualquiera en lo que podríamos denominar como pruebas caseras realizadas por laboratorios privados.

Sin embargo, cuando se trata de investigar la paternidad en el ámbito de un proceso judicial el coste puede aumentar ya que se debe someter al test a todos los miembros de la familia, es decir, padre, madre e hijo.

El tiempo invertido puede llevar desde unos días hasta varios meses para conocer los resultados.

¿Quiénes realizan este tipo de pruebas?

En este ámbito hay que distinguir las determinadas pruebas caseras que puede realizar cualquier empresa privada o especializada con laboratorio genético que tenga técnicos expertos en esta materia con más o menos garantías o las oficiales realizadas dentro de un proceso judicial de impugnación de la filiación.

Cuando éstas son realizadas dentro de un proceso legal de investigación de paternidad por los laboratorios especializados de las Universidades y por unidades científicas de la Guardia Civil o de Cuerpos y Fuerzas de seguridad del Estado, Institutos de Medicina Legal o el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses dependientes del Ministerio de Justicia, los resultados tienen alta eficiencia probatoria en el resultado de la Sentencia bien sea con carácter positivo o negativo.

La prueba de paternidad en el divorcio

El juicio de divorcio no es el momento procesal adecuado para impugnar la filiación de un hijo, sin embargo, en ocasiones limitadas se plantean dudas cuando haya sospechas fundadas y se estén solicitando alimentos para un niño al cual no se le considere como hijo biológico.

En estos supuestos los Juzgados de Familia con frecuencia suelen suspender el acto de la vista del divorcio para no imponer unos alimentos indebidos a un hijo y que con posterioridad se demuestre que no existía ningún tipo de relación biológica con el mismo.

La motivación en estos casos por parte del progenitor es no tener que abonar las pensiones alimenticias hasta que no se aclare cuál es la realidad.

Sin embargo, la mayor parte de las investigaciones de paternidad se suelen realizar una vez que haya recaído una sentencia de divorcio.

Cuando haya dudas o sospechas más o menos fundadas de que ese vástago no es descendiente natural del padre legal que tiene que abonar la pensión alimenticia, éste interpone el correspondiente proceso impugnando la filiación del niño, al aparecer evidencias externas posteriores al divorcio que generan dudas o sospechas más o menos fundamentadas.

En España aproximadamente una cuarta parte de los casos, concretamente un 26% de los supuestos estudiados, el padre investigado no es el biológico.

En estos casos, los alimentos pagados indebidamente son considerados por los Tribunales como un elemento consumible que no tiene que devolver la madre aunque los haya cobrado indebidamente, produciendo la sentencia de declaración de no paternidad únicamente efectos a partir del momento en el que se dicta siempre que la misma sea confirmada por los Tribunales Superiores.

¿Es indemnizable la infidelidad?

Según la legislación española al igual en el resto de la Unión Europea, la fidelidad matrimonial es considerada como un  elemento básico en una relación de pareja.

Los Tribunales entienden que esta traición matrimonial es censurable desde un punto de vista ético y moral pero por regla general no es indemnizable económicamente.

Por tanto, no toda deslealtad entre los miembros de la pareja con procreación de hijos no matrimoniales, aunque sea grave, será indemnizable consiguiendo este resarcimiento únicamente aquellos supuestos excepcionales donde se hayan incluido hijos como matrimoniales que realmente no lo eran ya que respondían a una procreación con personas ajenas a la pareja de hecho o al matrimonio.

Existe en este sentido algunas Sentencias aisladas y únicas que han concedido indemnizaciones a favor del padre no biológico por existir una patente y clara mala fe civil con engaño reiterado y enriquecimiento ilícito de la madre que había incluido como hijos matrimoniales a los que no lo eran.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies