¿Cuándo se debe comunicar a los hijos el divorcio?

¿Cuándo se debe comunicar a los hijos el divorcio?

Con relativa frecuencia, los Cónyuges o uno de ellos, ya han tomado la decisión de Separarse y sin embargo todavía no se lo han comunicado a sus hijos, ni saben cómo hacerlo, ni como transmitir esta decisión con eficacia.

Varios son los interrogantes que se plantean en torno a este problema, el ¿cuándo?, el ¿cómo? y el ¿quién?

¿Cuándo plantearlo?

La respuesta idónea, es cuando los Cónyuges hayan tomado la decisión en firme de forma sólida e irrevocable, para que no haya lugar a ningún tipo de comentario, maquinación, o la aparición de problemas añadidos, para que los padres no tengan que ceder ante ningún tipo de chantaje emocional que más tarde será difícil de subsanar y las reacciones que en sus hijos pudieran provocar.

Debemos tener en cuenta, que los hijos siempre desearán que sus padres permanezcan juntos.

¿Quién debe comunicarlo?

A nuestro entender deberán hacerlo los dos miembros de la pareja, es decir, ambos Cónyuges, los cuales deberán notificar que van a anunciar a sus hijos, el qué, el contenido, y de qué forma, para lo cual deberán ponerse de acuerdo, de una manera sencilla, en un clima correcto y adecuado, este será el marco adecuado para la comunicación de esta noticia tan negativa para los hijos, lo cual precisará de la sensibilidad y el diálogo por parte de los padres con sus hijos.

¿Cómo comunicarlo?

Los padres evidentemente deberán preparar correcta y adecuadamente cuál es el momento más idóneo ypreparar el ambiente para este momento, lo cual, les exigirá un proceso concertado de preparación.

En este proceso se deberá manifestar a los hijos:

• Explicar a los hijos la incondicionalidad del amor y protección de ambos padres, independientemente de que vayan por separado.

No explicar o detallar más de lo que se necesite o pregunten los niños.

No culpabilizar al otro Cónyuge de nada.

• No dar ninguna posibilidad de Reconciliación Matrimonial, ya que el Divorcio es definitivo.

• La decisión es de los padres y los hijos no son culpables de nada y no han influido en la decisión.

• Las normas educativas seguirán invariables como han venido rigiendo hasta la fecha.

No dramatizar la situación más de lo necesario, pero haciendo saber a los hijos que la dedicación de los padres individualmente por los hijos seguirá siendo igual que antes. Intentar dar siempre una visión de la mayor normalidad posible.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies