¿cuando se extingue la pensión compensatoria?

¿cuando se extingue la pensión compensatoria?

La pensión compensatoria se puede extinguir por las causas previstas en el Código Civil, el cual establece que el derecho a esta prestación se extingue por el cese de la causa que lo motivó, por contraer  la beneficiaria nuevo matrimonio o por vivir maritalmente con otra persona.

Nuestros Tribunales han venido señalando que es posible también la extinción de una pensión compensatoria aun cuando tenga carácter temporal.

Además de las causas de extinción señaladas anteriormente, la compensatoria también se puede extinguir cuando se produce la muerte del acreedor de la pensión, cuando acaba el plazo de duración de la fijada temporalmente, cuando los cónyuges se reconcilian y también cuando la beneficiaria renuncia a la misma.

El presupuesto necesario e imprescindible para que nazca el derecho a una prestación económica es el desequilibrio económico producido por la Separación o Divorcio.

La superación de este desequilibrio será por tanto causa de extinción, sin que pueda considerarse que superar el desequilibrio equivalga a la igualdad objetiva de patrimonios, y se da cuando el beneficiario se ha colocado o ha tenido la posibilidad de situarse en condiciones de desenvolverse de forma autónoma, al encontrar y desarrollar un trabajo acorde con sus aptitudes.

El cese del desequilibrio puede tener su origen no solo en una mejora de la situación económica de la persona que recibe la pensión, sino también en los supuestos en que empeora la situación económica del que debe pagar, es decir, del deudor de la prestación, que en la mayoría de los casos será el marido.

La extinción de la pensión por matrimonio o por convivencia marital no puede considerarse como ningún tipo de sanción, sino simplemente el cese de la obligación de mantener una prestación a cargo de una persona sobre la que ya no se tiene ningún deber de socorro.

Una vez perdida la pensión compensatoria, ésta no es recuperable aunque se produzca nuevamente la ruptura matrimonial del segundo matrimonio de la beneficiaria o el cese de la situación de convivencia marital.

El Tribunal Supremo ha señalado que la convivencia marital ha de tener las características de voluntariedad, estabilidad o permanencia en el tiempo, exclusividad y forma pública y todo ello aun cuando la convivencia no sea permanente o no comparten el mismo domicilio.

                                                                                                                                                        A&A Abogados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies