Custodia de los hijos: ¿qué preguntas se debe hacer?

Custodia de los hijos: ¿qué preguntas se debe hacer?

Para la mayoría de los padres, el Divorcio es un período estresante y abrumador, por la gran carga de problemas inherentes al mismo.

Uno de los temas esenciales, cuando se produce la quiebra matrimonial, suele ser la custodia de los niños. No solamente existirá dolor por la ruptura, sino que ambos padres se verán implicados en una situación compleja y extraña, de la que tratarán de salir lo más airosos y en el menor tiempo posible.

Cuando es el padre el que solicita la custodia del niño, hay normalmente una serie de problemas adicionales que deberán ser abordados.

La primera pregunta que debe formularse, es si usted está buscando el mejor interés para su hijo. Amarlo o quererlo, no significa que usted sea el padre idóneo para conseguir la custodia.

Normalmente, los hombres, por su propia naturaleza, son muy competitivos, pero este es un terreno complejo en el que están implicados intereses de terceros, como son los del niño, por lo que, su única preocupación debería ser salvaguardar los intereses de este y evitar que su propio ego le obligue a creer que necesita ganar por encima de todo.

Tenga en cuenta que los niños, son la parte más débil y vulnerable de un proceso de Divorcio y son los que más sufren por el mismo.

Si usted, es una persona que tiene un trabajo semanal de 80 horas o se pasa la vida en la Carretera o en los Aeropuertos, deberá preguntarse así mismo, si esta es la situación idónea, para poder solicitar la custodia de su hijo.

Igualmente deberá preguntarse, si usted tendrá probabilidades de asistir a las reuniones del colegio, ayudar a los pequeños con su tareas escolares, o incluso dejar de trabajar, para llevar a su hijo al Médico.

¿Quién ha realizado todas estas funciones hasta el momento de la quiebra matrimonial? La respuesta a esta pregunta, le dará la clave para saber si usted es la persona idónea para cubrir las necesidades del pequeño.

Contéstese a las preguntas anteriormente señaladas y dese a sí mismo la respuesta, siempre teniendo en cuenta, “cual es el mejor interés para su hijo”.

Si su trabajo tiene poca flexibilidad horaria, y usted no ha estado implicado en el cuidado y crianza del pequeño, tal vez no sea la persona idónea, y todo ello con independencia de que usted lo pueda seguir amando.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies