Diabetes: ¿puede generar invalidez absoluta?

Diabetes: ¿puede generar invalidez absoluta?

La diabetes mellitus, es un padecimiento que suele aparecer gradualmente y generalmente no es diagnosticada a tiempo.

Consiste generalmente, en un síndrome caracterizado por la aparición de una hiperglucemia crónica lo que es lo mismo la aparición de parámetros muy altos de glucosa en sangre.

En la mayor parte de las ocasiones es causado por un déficit absoluto o relativo en la secreción de insulina.

Esta sustancia es la hormona necesaria para llevar la glucosa de la sangre a las hormonas.

En principio un paciente diabético, a través de un proceso alimenticio adecuado y tratamiento médico, podrá llevar una vida absolutamente normal, sin embargo, en ocasiones es generadora de invalidez laboral, no por la lesión en sí misma, sino por las complicaciones que produce las enfermedades que concurren con la misma.

La obesidad y las causas genéticas son algunos de los orígenes que pueden ocasionar la diabetes.

La invalidez como incapacidad para trabajar se suele presentar en pacientes comprendidos entre los 50 y los 60 años, afectando mayoritariamente a los hombres y encontrándose tanto en los sectores primarios como terciarios.

Ordinariamente, esta lesión incide más en la población masculina, puesto que por cada tres hombres que padecen esta enfermedad, solo afecta a una mujer.

El diabético normalmente, se ve sometido frecuentemente a bajadas y subidas de azúcar, lo cual distorsionará los hábitos alimentarios e incluso sociales y laborales.

La necesidad de insulina o tratamiento oral, los regímenes de comida obligados junto a las distintas complicaciones, hacen que el balance energético del diabético este afectado motivando frecuentemente, cansancio, fatigabilidad fácil, abstemia diabética, en definitiva, síntomas que afectaran fundamentalmente al rendimiento laboral.

A todo ello, hay que sumar las frecuentes visitas médicas, a distintos especialistas, y los efectos colaterales de muchas de las medicaciones que se ve obligado a tomar para paliar o tratar de resolver las diversas patologías derivadas de la diabetes.

¿CÓMO REPERCUTE EN LA CAPACIDAD LABORAL?

En principio puede decirse que la diabetes no suele impedir al paciente el llevar una vida absolutamente normal, pudiendo desarrollar no solamente su vida diaria, sino también sus funciones laborales, sin embargo puede verse muy afectado cuando la diabetes es especialmente agresiva, en estas situaciones podrá verse afectado su trabajo, poniendo en peligro su salud y la de otras personas.

En ciertos estadios de la enfermedad, especialmente en formas agresivas, la calidad y cantidad de vida del enfermo se ve seriamente afectado y ello tiene una gran trascendencia sobre la capacidad laboral.

No es infrecuente, la aparición de alteraciones psicógenas, entre las que cabe resaltar las depresiones mixtas, ya sean endógenas o exógenas en el diabético avanzado.

El elemento endógeno es consecuencia de las lesiones cerebrales, que la diabetes puede producir, y el exógeno, por la calidad de vida, las limitaciones socio familiares que le produce, así como su propia incapacidad para trabajar con rendimiento y eficacia.

La invalidez del enfermo diabético puede darse por diversas circunstancias y generalmente, todas están implicadas aunque en diferente grado:

  • Incompatibilidad con el trabajo cuando hay afectaciones al hígado, riñón, corazón, o al cerebro.

  • Por riesgos importantes de accidentes. Incluso hay que valorar el riesgo de muerte por distintas vías, como puede ser el infarto o la trombosis, aumentado a consecuencia del trabajo.

  • Riesgo para terceros, por la posibilidad de comas y muerte súbita en el diabético, fenómeno que hay que considerarlo como una realidad y no como una lejana hipótesis clínica, todo lo anterior impedirá la ejecución de trabajos de especial responsabilidad hacia terceros.

  • La diabetes producirá una alteración del rendimiento de la calidad del trabajo y de la fiabilidad del mismo.

La repercusión que tiene la diabetes, normalmente sobre la vista y sobre el cerebro, justificará las alteraciones que pueden darse en la calidad del trabajo y en la fiabilidad del mismo.

La diabetes en estados avanzados, con complicaciones múltiples, suele general incapacidad absoluta para todo tipo de trabajo, y en los casos más graves por ceguera, la gran invalidez.

Fdo. José Alberto Andrío Espina

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies