Diagnóstico erróneo: reclamación de indemnización

Diagnóstico erróneo: reclamación de indemnización

La mayoría de las demandas por Negligencia, se producen cuando la Cirugía, no se ha realizado con los estándares reconocidos por la profesión médica o la comunidad científica.

Pero también hay casos, en los que puede suceder una negligencia, por un diagnóstico equivocado.

Estos errores, pueden causar problemas innecesarios en la víctima, y en algunos casos, tienen efectos traumáticos, en la salud de la persona de por vida.

Un diagnóstico erróneo, se produce cuando un proveedor sanitario, no reconoce una lesión o enfermedad de un paciente, en base a sus síntomas.

Esto puede ser, por ejemplo, la falta de reconocimiento de un hueso roto o una fractura, para después de esa ruptura, empeorar gradualmente, agravándose la situación del paciente y quedar un daño permanente en el mismo.
Un mal diagnóstico de una enfermedad es, por ejemplo, el envío del paciente a casa con una medicación, cuando en realidad necesitaba ser enviado a un Hospital Especializado.

Aunque en algunas ocasiones los pacientes acuden a su Médico de Cabecera para ser tratados por un diagnóstico desconocido, esto no tiene repercusiones graves, es decir, no se producen daños. En otras ocasiones, esa falta de diagnóstico, puede ocasionar daños que pueden ser severos.

El problema se plantea, cuando se producen consecuencias desgraciadas con posterioridad, a una situación que se debía haber diagnosticado con anterioridad, por lo clara y evidente que era.

Hay muchas situaciones, en que los médicos, dejan de advertir signos evidentes de riesgo para el paciente, y en vez de enviarle a un Hospital de referencia, este, es remitido a su casa, por creer simplemente que es un situación ansiosa.

Para poder hacer una reclamación, usted necesita pruebas de que su enfermedad se podría haber evitado o no haber progresado, de haber sido correctamente diagnosticada por su Médico de Cabecera.

A menudo, es difícil probar estas afirmaciones, y para la víctima, puede ser un proceso estresante, si la enfermedad o lesión, se ha hecho más evidente o grave.

Para poder reclamar por un mal diagnóstico, usted necesita demostrar que su enfermedad, no se habría producido, de haberse realizado un diagnóstico correcto, o si hubiese sido remitido al hospital específico, en el momento oprtuno, para el tratamiento médico inmediato.

El elemento crucial es, si con el tratamiento temprano, hubiera tenido una mejor oportunidad de éxito.

La Negligencia por diagnóstico erróneo, también puede producirse en los Hospitales, ya que ha habido casos de pacientes, que han sido remitidos a un Centro Especializado donde se le han realizado las pruebas oportunas y los pacientes, han sido despedidos con un certificado de buena salud.

En los casos más desafortunados, el paciente ha tenido que volver al Hospital, cuando los síntomas han sido más severos y ha sido tarde para operar.

Fdo: José Alberto Andrío Espina

aa-indemnizaciones.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies