Divorcio: indemnizaciones percibidas antes de la firmeza de la sentencia definitiva

Divorcio: indemnizaciones percibidas antes de la firmeza de la sentencia definitiva

Con frecuencia se plantea el problema en los casos de Separación y Divorcio de si las indemnizaciones pagadas por despido a uno de los cónyuges, tienen naturaleza ganancial o privativa.

Pero los casos más espinosos resultan ser aquellos en que la indemnización se cobra después de la Sentencia de Separación pronunciada en Primera Instancia y antes de la firmeza de las Sentencias dictadas en apelación por las Audiencias.

El Tribunal Supremo ha entendido que la disolución del régimen económico matrimonial se produce cuando existe Sentencia Firme de Separación o Divorcio.

Por tanto tienen naturaleza ganancial las cantidades cobradas correspondientes a los años en que existía la Sociedad de Gananciales, por lo cual la indemnización es común, solo en la parte proporcional a los años trabajado durante el matrimonio y no a los de Soltería.

Dicho en otras palabras, lo anterior quiere decir que puede existir una parte de la indemnización ganancial y otra privativa.

En estos casos en los que se centra la discusión sobre la naturaleza ganancial de una indemnización percibida por un cónyuge por despido y que se cobra después de la Sentencia de Primera Instancia y antes de la firmeza de la formulada en apelación por las Audiencias provinciales, es de aplicación el Código Civil.

Este establece que la disolución de la sociedad de gananciales solo se produce por la Sentencia Firme y que no existe tal la situación mientras siga pendiente una apelación ante un Tribunal superior.

La Sentencia Firme es aquella contra la que no procede recurso alguno, ya sea por su propia naturaleza o porque así lo hayan consentido las partes.

En este sentido el Tribunal Supremo ha venido entendiendo que los efectos de la separación o divorcio en relación con la disolución del régimen económico matrimonial, vienen referidos siempre a la sentencia firme que se dicte.

El carácter ganancial de las indemnizaciones por despido ha sido fuertemente discutido por la doctrina y los tribunales.

A favor de su naturaleza ganancial se argumenta que se trata de sustituciones del salario y al tener éste naturaleza ganancial la indemnización debe seguir el mismo camino.

Por el contrario otros opinan a favor del carácter privativo ya que aluden a la naturaleza del derecho inherente a la persona que tendría el derecho al trabajo.

Como conclusión podemos establecer que siempre deberá tenerse en cuenta en el cálculo, que parte de la indemnización es ganancial o privativa.

Siempre tendrá la naturaleza de bien común el porcentaje de la indemnización que corresponda a los años trabajados durante el matrimonio.

Por tanto dado que la indemnización por despido se calcula sobre el número de años trabajados, no deberá tener tal naturaleza las cantidades correspondientes a los años en los qué no exista la sociedad de gananciales, por no existir matrimonio.

                                                                      A&A Abogados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies