Divorcio: pruebas para la custodia de los hijos

Divorcio: pruebas para la custodia de los hijos

Una vez que los padres han tomado la decisión de divorciarse, ambas partes pueden optar por intentar llegar a un acuerdo de mínimos para resolver sus problemas, a través del mutuo acuerdo, o bien enzarzarse en una batalla campal en el ámbito judicial, a través del procedimiento contencioso.

Cuando ambos padres quieren la custodia de sus hijos, el problema se agrava, y puede suceder, que estos luchen a brazo partido para conseguir la misma.

Los dos creerán, que le pueden proporcionar un futuro seguro y mejor y que son idóneos cuidadores para cubrir sus necesidades.

Luchar por la custodia de los hijos, puede ser la parte más desagradable y amarga, de un proceso de Divorcio.

En la actualidad, muchos padres se consideran candidatos idóneos para conseguir la custodia de sus hijos, porque se han implicado con anterioridad, en su educación y cuidado, de la misma forma que lo puede hacer una madre.

Actualmente ya no se da por sentado, que la custodia deba ser atribuida solamente a la madre, la norma no escrita que desde hace ya más de cien años regía en nuestra sociedad, parece haber cambiado, por una nueva cultura social en la que los padres adquieren mayores responsabilidades en el cuidado y crianza de los hijos.

Si un progenitor quiere obtener la custodia de estos, lo primero que tendrá que demostrar, es su valía.

El Juez analizará a fondo todos los aspectos de sus habilidades parentales y como se ha comunicado y relacionado con el niño, previamente, a la disolución del vínculo.

Esto requiere el análisis de una gran variedad y cantidad de pruebas documentales, así como la presencia de testigos y expertos forenses en el acto del Juicio, para poder demostrar los puntos de hecho, que usted afirma en su demanda.

Para conseguir este objetivo, será necesaria una cantidad considerable de preparación sobre su asunto, ya que tendrá que demostrar al Juez, que usted ha sido capaz de proporcionar a su hijo un ambiente sano, adecuado y equilibrado.

A continuación señalamos algunos puntos, que podrían ser relevantes, para demostrar sus habilidades en el cuidado y crianza de sus hijos:

  • ¿Cuál ha sido su presencia en las actividades escolares, jornadas deportivas, actividades extraescolares?
  • ¿Mantiene un seguimiento e interacción con los profesores y tutores del niño?
  • ¿Cuando el niño se ha puesto malo, quién es el que le ha llevado al médico, al dentista o a la óptica?
  • ¿Mantiene su hijo una relación sana y de óptima comunicación con sus amigos y familiares?
  • ¿Cómo y cuánto es el tiempo que pasa ordinariamente con sus hijos?
  • ¿Ha hablado con estos para conocer sus puntos de vista?

Los testigos que han visto su capacidad para ser padre, pueden ayudarle y tener una gran relevancia en el proceso cuando son muy cualificados. Los informes médicos, igualmente, serán esenciales en el acto del juicio.

Por el contrario, si usted es una persona muy ocupada o que no ha tenido interacción con el niño, sus posibilidades de conseguir la custodia, decrecerán, al igual que en los supuestos en que haya habido Abusos y Violencia doméstica o malos tratos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies