Divorcio: ¿se puede dividir la vivienda familiar?

Divorcio: ¿se puede dividir la vivienda familiar?

En ocasiones se plantea el problema de que determinados tipos de inmuebles de grandes dimensiones, que tienen varias plantas, como pueden ser chalets o residencias en los pueblos, sobre si se pueden dividir entre las dos partes en conflicto, la esposa con sus hijos en una zona y una habitación o parte de la casa completamente dividida y separada para el marido.

La atribución del uso del domicilio a los hijos comunes de un matrimonio separado o divorciado y por tanto al conyugue que tenga la guarda y custodia, está establecido para proteger el interés de los pequeños, y no en interés de ninguno de los cónyuges.  Por tanto la división de un inmueble tiene como único límite esta protección.

Sin embargo para resolver los conflictos que se plantean, siempre deberá decidirse si existen intereses contrapuestos, y por tanto, para acordar la división de la vivienda sin más deberán tenerse las circunstancias concretas de cada caso especifico.

En la mayoría de los casos lo que se pretende es una nueva redistribución de los espacios del inmueble que no altera su régimen, pero permite obtener una funcionalidad adecuada para satisfacer los intereses de ambos cónyuges.

Por tanto si es posible esta nueva distribución se protege el interés de los hijos menores y el del propio marido, que es el que normalmente sale del domicilio conyugal.

En consecuencia la Doctrina Jurisprudencial ha manifestado que cabe la división material de un inmueble en un procedimiento matrimonial, siempre que ello sea lo más adecuado para el cumplimiento del objetivo prioritario de todo proceso de familia, que es la protección del interés del menor y siempre que la división sea posible y útil por reunir las viviendas las necesarias condiciones de habitabilidad.  

Sin embargo en la práctica estas divisiones de la vivienda resultan ser problematices y difíciles, ya que dada la proximidad y cercanía de ambos cónyuges que no se soportan, fomentan un caldo de cultivo que potenciara la tensión y creará nuevos conflictos entre los  ex consortes, del cual muy probablemente saldrán como únicos perjudicados los hijos.

A&A Abogados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies