Divorcio y acciones societarias en empresas

DIVORCIO Y ACCIONES SOCIETARIAS EN EMPRESAS

Los cónyuges, a lo largo de su vida matrimonial han podido constituir empresas o negocios o simplemente tener acciones y participaciones en compañías mercantiles ya sean de gran tamaño o pequeñas sociedades.

Cuando se produce la crisis matrimonial que desemboca en divorcio, se planteará el dilema de cómo adjudicar esas acciones y participaciones en Sociedades Mercantiles y si sobre las mismas existe un carácter preferente para alguno de los cónyuges.

Las acciones de Sociedades Mercantiles cuando tienen el carácter de gananciales se incluyen en el activo de la Sociedad y en principio pueden atribuirse a cualquiera de los cónyuges, ya que pertenecen al patrimonio común.

Sin embargo no siempre es fácil una coordinación entre las normas de la Sociedad de Gananciales y las Mercantiles, que regulan el régimen jurídico de éstas.

No obstante se puede afirmar que tratándose de Sociedades Anónimas o de Responsabilidad Limitada ningún problema existe en realizar las adjudicaciones a uno u otro cónyuge, sobre la base de la titularidad ganancial de las acciones o participaciones.

Una vez producida la liquidación de gananciales el acto de liquidación y división no tiene naturalmente naturaleza traslativa o transmisiva ya que las mismas formaban parte del patrimonio común y por tanto pertenecían a ambos cónyuges. Será simplemente un acto de adjudicación.

En cuanto a las Sociedades Personalistas, ya se trate de una Sociedad Civil, una Colectiva o Comanditaria, si que se pueden plantear problemas en tanto a que la cualidad de socio es fundamental.

No obstante los Tribunales para tratar de solucionar este problema han diferenciado entre la condición de socio y el contenido económico de la participación, de tal forma que nada impide que los derechos pecuniarios atribuidos a la participación sean susceptibles de ingresar en el patrimonio social, sin que ello afecte a la titularidad de la participación.

Esta seguiría ostentándola el cónyuge titular de la liquidación.

Otra solución que han encontrado los Juzgados es admitir que esas participaciones tienen carácter ganancial, pero considerar simultáneamente que asiste un derecho de adjudicación preferente al titular de las mismas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies