Divorcios: trucos sucios

Divorcios: trucos sucios

Cuando en un Divorcio ambas partes están llenas de odio y rencor, es frecuente la utilización de todo tipo de tretas legales y los más variados trucos sucios.

A continuación te señalaremos algunos de los más frecuentes y la forma de evitarlos:

  • Ingresos ocultos. Las pensiones de los hijos y del cónyuge, cuando hay compensatorias, dependen fundamentalmente de los ingresos de la persona obligada a prestarlos.

Para lograr una reducción sustancial de estas cuantías, cuando un cónyuge tiene grandes ganancias, no es infrecuente, el que intente aparentar una disminución de sus ingresos, para tratar de pagar menos por este concepto. En ocasiones, estas reducciones pueden llegar a ocasionar que su familia, se quede en la más absoluta pobreza.

En ocasiones, ante conductas sospechosas, una simple investigación puede aclarar la auténtica finalidad y realidad económica del obligado al pago, sin embargo en otras situaciones, dado que el dinero efectivo no deja huella bancaria, puede ser de muy difícil demostración, el saber cuanto gana en realidad ese cónyuge impostor.

  • Ocultación de Bienes. Al igual que el caso anterior, uno de los cónyuges, aunque parezca extraño, puede intentar ocultar bienes gananciales, es decir, los adquiridos durante el matrimonio.

Aunque no es frecuente, ha habido casos en que uno de los cónyuges ha intentado hacer parecer que un bien era privativo, cuando la auténtica realidad, es que fue adquirido con dinero del matrimonio.

  • Despilfarro. La frivolidad de gastar dinero, suele ser otro elemento utilizado en la dispersión de los bienes conyugales. Uno de los esposos podrá llegar a perder propiedades conyugales producto de:
      • Gastar dinero en situaciones que no tiene ninguna relación con las que un buen padre de familia realizaría, intentando de esta forma perjudicar al patrimonio conyugal.
      • Ocultamiento de bienes, gasto excesivo, que agote el patrimonio o desviación de activos patrimoniales, suelen ser técnicas sucias, utilizadas para que estos bienes no formen parte del patrimonio conyugal común.
      • Los regalos a miembros distintos del cónyuge como amantes, juegos de azar, o negocios arriesgados, pueden integrarse  en estos supuestos.

La mejor fórmula de enfrentar estos trucos sucios, es la de trasferir la mitad del dinero de las cuentas conjuntas a una separada y personal, o simplemente pedir al Juzgado que retenga e inmovilice esos bienes.

  • Endeudamiento. Las deudas de Divorcio pueden dañar las finanzas de ambos cónyuges, y en ocasiones retrasar los acuerdos a los que pueden llegar las partes. Hay ocasiones en las que algunos de estos, hacen un uso excesivo de las tarjetas de crédito, o incluso malgastan o malbaratan fraudulentamente el dinero ganancial, con la intención de destruir económicamente al otro cónyuge y dificultar así el Divorcio.

Para evitar que todo esto suceda, usted deberá utilizar todos los recursos legales que tenga a su alcance, a través de su abogado, e impedir de esta forma que sus derechos sean perjudicados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies