El acoso psicológico y su incidencia laboral

El acoso psicológico y su incidencia laboral

El acoso laboral e igualmente el sexual y también el síndrome del “trabajador quemado” son situaciones que se encuentran en la raíz de muchos de los diagnósticos de depresión o trastornos adaptativos en los que se discute la declaración de la Incapacidad Permanente.

Por el momento debe resaltarse como punto de partida que las Sentencias Judiciales que abordan expresamente esta cuestión son escasas y parten de un punto común como es el de la depresión, depresión mayor o trastornos adaptativos.

La intimidación o acoso psicológico

El acoso en el trabajo como forma de violencia psíquica sobre el trabajador, se manifiesta a través de una serie de conductas, ahora bien, los trastornos de orden mental que provocan, suelen ser de carácter temporal en la mayor parte de los casos.

Existe escaso número de Sentencias en que la Incapacidad se declare con motivo del deterioro psicológico que produce la presión y degradación sufrida por el trabajador, dicho de otra forma, que la causa de la patología originante de la Incapacidad, esté relacionada por circunstancias de orden laboral.

Lo anterior puede interpretarse en el sentido de que no existe constancia de que la causa real de la Incapacidad sea que el trabajador haya sufrido acoso, o no existe constancia de que el hostigamiento ejercido contra éste pueda desarrollar trastornos de carácter grave, que puedan conllevar la declaración de la Incapacidad.

En consecuencia son muy pocas las ocasiones en que se declara una Incapacidad Permanente en que la causa desencadenante sea el acoso o violencia psicológica en el trabajo.

Por el contrario el número de Incapacidades Temporales producidas por esta causa, es numéricamente muy considerable.

Por esta razón nuestros Tribunales hacen alusiones tangenciales con ocasión de discutir otras cuestiones distintas como es la procedencia de la indemnización por el daño sufrido por el trabajador, cuando solicita la extinción del Contrato de Trabajo.

También se discute en un gran número de casos, la nulidad de despidos por atentar contra derechos fundamentales del trabajador.

Sin embargo, rara vez constituyen el eje central de un juicio por Incapacidad Permanente, debatiéndose en otras ocasiones acerca de la calificación de un accidente de trabajo cuando ya ha sido concedida la Incapacidad Permanente como derivada de enfermedad común.

Lo anterior no quiere decir que no haya situaciones en que la causa determinante de la Incapacidad, sea el estrés laboral, motivado por acoso laboral grave.

Jose Alberto Andrío

aa-indemizaciones.com

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies