El cáncer como invalidez permanente

El cáncer como invalidez permanente

En la actualidad muchos de los tumores, por su naturaleza, asiento o estadio en que en diagnostica, son incurables y llevan a la muerte en un plazo más o menos corto.

Ciertamente se producen incapacidades temporales sobreviniendo la muerte muchas veces antes de concluirse los expedientes de invalidez, si es que se llegan a solicitar.

En otras ocasiones son factores extra médicos, como pensiones, seguros de vida o enfermedad, los que obligan o inducen a solicitar una invalidez precoz ante un proceso neoplásico.

En otras ocasiones se demorará la pensión de invalidez porque no tendrá efectos prácticos, ya que la muerte se espera a corto plazo.

En todo proceso tumoral, suele haber una fase de inicio donde la enfermedad pasa desapercibida, en estado subclínico, y sin ningún tipo de manifestación sintomática.

Cuando el tumor empieza a dar síntomas la mayor parte de las veces está en estado avanzado y donde no es posible ningún tipo de terapia radical, quedando solamente tratamientos paliativos para tratar de prolongar la vida del paciente o mejorarla.

¿CUÁLES SON LOS EFECTOS FUNDAMENTALES DE UNA TUMORACIÓN EN RELACIÓN CON LA INVALIDEZ?

  • Los propios de la neoplasia o tumor. El dolor suele ser un signo casi general, y su carácter progresivo y su mala respuesta a los tratamientos, otra característica muy frecuente.

La inapetencia, debilidad y adelgazamiento son frecuentes en varias localizaciones.

La disnea en los tumores pulmonares, y los síndromes obstructivos en los tumores intestinales.

En los tumores cerebrales serán frecuentes los trastornos neurológicos y psíquicos, es decir, la función u órgano o aparato donde se asiente el tumor se va ver comprometida y entendiendo el organismo como un conjunto de aparatos íntimamente interrelacionados, los efectos locales se pueden hacer sentir tanto a nivel regional como general.

  • Los efectos derivados de las complicaciones. Son frecuentes las neumonías en los procesos broncopulmonares y las hemorragias en los digestivos.

  • Los efectos derivados de los tratamientos. Los tratamientos pueden dividirse en dos grandes grupos, los que tratan de combatir el proceso o impedir su crecimiento, denominados habitualmente tratamientos oncológicos o anticancerosos y los tratamiento sintomáticos que son los destinados a paliar o combatir las complicaciones del proceso principal.

Los tratamientos paliativos muchas veces destinados a combatir el dolor y la ansiedad producen efectos múltiples secundarios, como puede ser la hípersedación, dejando al sujeto fuera de la realidad espacial temporal e incluso intima de su esfera psíquica.

  • Los efectos puramente psíquicos secundarios al proceso, cuando el enfermo conoce su enfermedad y sabe sus posibilidades de supervivencia y el precio que debe pagar al serle aplicado los tratamientos oncológicos, aparececrán de depresiones, neurosis y otras alteraciones psíquicas muy frecuentemente.

VALORACION MEDICO LEGAL

Todas estas complicaciones, hacen que los procesos tumorales se consideren como intrínsecamente invalidantes por necesidad y con certeza y la invalidez suele ser la incapacidad permanente absoluta para todo tipo de trabajo profesión u oficio.

José Alberto Andrío Espina

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies