El cese del administrador de la comunidad de propietarios

El cese del administrador de la comunidad de propietarios

El administrador de una Comunidad de Propietarios, es un órgano técnico que ejerce las funciones de Secretario de la Junta de Vecinos.
Su nombramiento según la Ley, será por un año prorrogable tácitamente.
La figura del Administrador Colegiado de Fincas, es la de un profesional independiente que no está sujeto a ningún tipo de relación laboral, sino que se rige por la figura del mandato.
El Administrador podrá ser cesado siempre tanto en Junta Ordinaria, como en otra extraordinaria convocada al efecto, pero para que sea legal, siempre deberá figurar este punto en el orden del día, a fin de que tanto él como la propia comunidad conozcan con anterioridad la situación concreta.
Si un Administrador es cesado antes de acabar el año, los Tribunales han declarado que no tiene derecho a reclamar indemnización alguna por cese en el cargo.
No obstante, si el administrador considera que ha sido cesado sin justa causa, siempre podrá impugnar tal acuerdo, ante los Tribunales solicitando la correspondiente indemnización de daños y perjuicios por incumplimiento de contrato.
En la práctica son muy frecuentes los supuestos en que cesado un administrador durante el año que tiene de mandato, este se cobre por adelantado todo el resto del año.
Hay que señalar que tal conducta es ilícita, pues está recibiendo algo a lo que no se tiene derecho y si la Comunidad se lo reclama, se verá en la obligación de restituirlo.

OBLIGACIONES DEL ADMINISTRADOR ANTE EL CESE

El Administrador tiene la obligación de llevar las cuentas de la comunidad y guardar toda la documentación a disposición de los titulares, según se recoge el artículo 20 de la Ley de Propiedad Horizontal.
De este modo ante un cese tendrá la obligación legal de entregar toda la documentación que obre en su poder a los titulares de la propiedad.
El Administrador Profesional no es dueño ni titular de nada, únicamente cumple con unas obligaciones. Por tanto deberá poner a disposición todas las cuentas, documentos, contratos, una vez finalizada la misión, que se le encomendó en su momento.
A efectos fiscales la exigencia legal requiere que se guarden los documentos por lo menos de los últimos cinco años y aunque la ley no diga nada al respecto, la Comunidad siempre podrá pedir al anterior Administrador, que le entregue todo el soporte documental en el que se haya basado su gestión.
Esta documentación, aunque la ley no señala plazo, deberá ser entregada a la mayor brevedad posible, para evitar perjuicios y si no es entregada por este, siempre podrá requerírsele  judicialmente para su entrega.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies