El concepto de negligencia en el ámbito de los accidentes laborales

El concepto de negligencia en el ámbito de los accidentes laborales

El concepto de Responsabilidad Civil establecido por nuestra normativa implica que cualquier persona que hubiera sufrido un daño en su salud o en sus bienes a causa de la culpa o negligencia de otra persona, tiene Derecho a obtener una compensación por el mismo.

Ello, aplicado a la esfera laboral, implicaría que si tu Empresa, con culpa o negligencia, no dispone en las instalaciones de las medidas más apropiadas de seguridad y prevención de riesgos, y a causa de ese fallotú sufrieras algún accidente o enfermedad profesional (imaginemos que, por no darte la protección adecuada a lo largo de los años desarrollaras cáncer) tendrás derecho a obtener una indemnización por su parte.

Toda persona u organización, incluida tu Empresa, tiene el deber de actuar con un cuidado razonable en lo que se refiere a la seguridad de los demás. Pero, en buena lógica, no es el mismo para toda persona y para toda situación.

El nivel de diligencia o cuidado “medio”
Cuando en el Derecho se habla de cuidado suele hablarse de que éste como el que un buen padre de familiaproporcionaría a su pareja y sus hijos.

Se trata de un deber de diligencia “media”, y que todos debemos respetar en nuestra vida cotidiana. Si descuidadamente tiras una piedra al aire y ésta impacta contra la luna de un coche, provocando una colisión, habrás actuado sin respetar ese deber de diligencia, y por tanto deberás indemnizar por el daño tanto material como personal causado.

Es especialmente utilizado este concepto de diligencia “media” en el ámbito de la seguridad vial, dado que todos tenemos el deber de conducir con un grado adecuado de precaución, y cualquier tipo de temeridad implica saltarse ese deber, con las consecuencias que ello puede implicar (incluyendo un posible Delito o Falta contra la Seguridad Vial)

El nivel de diligencia o cuidado “cualificado” o “aumentado”

A los profesionales, y también a tu empresa, se les exige un nivel de cuidado aumentado, que va en función de las actividades que normalmente desarrollan. Por ejemplo, a un médico se le exigiría en sus actuaciones el deber de cuidado de un buen médico, por ejemplo no asumiendo riesgos innecesarios en las intervenciones, empleando las técnicas conocidas más seguras o poniendo especial atención a la hora de diagnosticar problemas. Visitar Abogados

Tu Empresa, por su parte, tiene el deber con sus trabajadores de garantizar un entorno de trabajo seguro, de modo que las tareas puedan llevarse a cabo sin asumir riesgos innecesarios.
Esta obligación se recoge en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y es una obligación cualificada, dado que requiere que ésta evalúe pormenorizadamente sus instalaciones y equipos y ponga las medidas oportunas, de acuerdo con los avances tecnológicos existentes.

Cualquier accidente que ocurriera por no darse esas condiciones de seguridad en el trabajo a causa de la culpa o negligencia de la Empresa a la hora de cumplir con su obligación de prevención de riesgos podría ser objeto de reclamación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies