El convenio anticipado

El convenio anticipado

Una de las medidas previstas por la Ley, para facilitar la solución mediante acuerdo del Concurso consiste en la admisión de la presentación de una propuesta anticipada de convenio.

Se permite por tanto, que el deudor intente una propuesta de convenio desde los primeros momentos del procedimiento, posibilitando que este sea aprobado y alcance eficacia sin necesidad de abrir la fase de convenio propiamente dicha.

El expediente de tramitación anticipada de propuestas permite que los acuerdos negociados y cerrados por el deudor y alguno de sus acreedores, puedan ser luego aprobados y alcanzar eficacia definitiva como convenios concursales.

El deber del deudor de solicitar la Declaración de Concurso impone que en los dos meses siguientes a la fecha en que hubiese conocido el estado de insolvencia, ponga en conocimiento del Juzgado competente la misma, y por tanto en este plazo, puede iniciar negociaciones para obtener adhesiones a una propuesta anticipada de convenio.

El deber de solicitar la declaración de concurso no se extingue de manera definitiva, sino que simplemente queda suspendido durante un plazo de 3 meses desde que se inicie la oportuna comunicación de inicio de negociaciones.

Pasado este tiempo y con independencia del éxito o fracaso de las negociaciones, el deber renace. Durante el tiempo máximo de negociación y el mes posterior, se produce una especie de bloqueo de las solicitudes de declaración de concurso necesario, es decir, el instado por acreedores.

El deudor podrá presentar ante el Juez la propuesta anticipada desde la solicitud del concurso voluntario, o desde la declaración de concurso necesario, hasta la expiración del plazo de comunicación de créditos.

Por tanto, este expediente se configura por la Ley como favorable y se presume como un beneficio que únicamente se concede a los deudores que se hacen merecedores del mismo.

El Juez no admitirá a trámite la propuesta cuando se aprecie infracción legal en su contenido, y cuando no venga acompañado de adhesiones de acreedores de cualquier clase, cuyos créditos superen la quinta parte del pasivo del deudor.

Estas adhesiones iniciales han de presentarse en la forma establecida por la Ley, y habrán de ser puras y simples, expresándose la cuantía y la clase de crédito créditos, de la que fuera titular el acreedor adherido, y habrá de efectuarse bien mediante escritura pública, o mediante comparecencia ante el Secretario del Juzgado que tramita el recurso.

La aceptación por los acreedores de la propuesta anticipada se realiza mediante un sistema de adhesiones, y no a través de la deliberación en Junta de Acreedores.

Para considerar aceptada una propuesta anticipada será necesaria, como regla general, la adhesión de acreedores que sean titulares de créditos, por importe al menos, de la mitad del pasivo del concurso.

Por tanto, si se alcanzan las mayorías legales exigidas, el Juez dictará providencia, declarando resultado; y si no se hubiese alcanzado las mayorías necesarias exigidas por la Ley, el Juez dictará auto, abriendo la fase de convenio o liquidación, según proceda.

A&A Impagados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies