El delito de alzamiento de bienes y el matrimonio

El delito de alzamiento de bienes y el matrimonio

Según la Ley Española están exentos de Responsabilidad Criminal y sujetos únicamente a la Responsabilidad Civil, los cónyuges que no estuvieron separados Legalmente o de Hechoen Proceso Judicial de Separación, Nulidad o Divorcio de su matrimonio.

Igualmente los ascendientes, descendientes y hermanos, por su misma naturaleza estarán exentos de responsabilidad penal por los Delitos Patrimoniales de que se acusasen entre ellos, siempre que no concurran violencia o intimidación.

Según el Código Civil el deudor debe responder frente al acreedor con sus bienes presentes y futuros, pero puede darse el caso de que intente ocultar éstos a fin de frustrar el derecho de su acreedor a cobrar, y pueda esconder tanto bienes muebles, dinero o joyas, pertenencias muebles o puede vender ficticiamente sus inmuebles.

El Delito de Alzamiento de Bienes pretende ocultar éstos a sus acreedores.

Para analizar si se da el tipo delictivo deben valorarse las siguientes circunstancias:

A-     Que el deudor siga disfrutando del bien.

B-      Que haya sospecha de la inexistencia de pago de la cantidad porque el comprador carezca de ingresos bastantes.

Este delito lleva aparejado penas de prisión de 1 a 4 años y multa y comprenderá tanto al que se alce con sus bienes en perjuicio de los acreedores, con quien teniendo el mismo fin, realice cualquier acto de disposición patrimonial o que genere obligaciones, tratando de dificultar o impedir la eficacia de un embargo o Procedimiento Ejecutivo de Apremio, bien se Judicial extrajudicial o administrativo.

Para que exista este Delito debe concurrir la existencia de una deuda liquida vencida y por tanto exigible.

Es necesario por tanto que el deudor se coloque en una situación de insolvencia total o parcial y que experimente una sensible disminución de su patrimonio aunque sea ficticia, imposibilitando o dificultando a sus acreedores el cobro de las deudas.

En la coyuntura económica actual en la que se han multiplicado por mil los Procedimientos Mercantiles de Solicitud de Concurso, es interesante conocer que el que ha sido declarado en tal situación, puede ser condenado cuando la situación de crisis empresarial o la de insolvencia haya sido causada o agravada intencionalmente por el deudor o persona que actúe en su nombre.

Pero también el responsable de cualquier hecho delictivo que pretenda eludir el cumplimiento de sus responsabilidades civiles y realizase actos de disposición o contrajese obligaciones que disminuyan su patrimonio.

Esta disminución puede ser total o parcial y puede llegar a ser castigado con la pena de 1 a 4 años.

                                                                                                                       A&A Abogados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies