El embargo del salario del cónyuge

El embargo del salario del cónyuge

La manutención del cónyuge es también conocida como pensión alimenticia o compensatoria, y puede ser ordenada en una Sentencia Judicial por múltiples razones.

Esta, es independiente de las pensiones de los hijos, que también son solicitadas y concedidas, en el momento del Divorcio.

En los planteamientos de quiebra matrimonial, aquel cónyuge que esté en mejor situación económica, debe pagar al otro que lo necesita.

En el caso de que uno de los cónyuges no haya trabajado durante el matrimonio o se haya quedado en casa cuidando a los hijos, es normal que esta situación haya afectado a su capacidad para reorientarse laboralmente y conseguir un trabajo estable. Por tanto, el Tribunal puede ordenar que se le atribuya una compensación, durante un tiempo o indefinidamente.

La parte que haya sido condenada a pagar alimentos, es evidente que deberá cumplir escrupulosamente con las decisiones del Tribunal que lo haya ordenado.

Si la parte condenada, llega a una situación en que no puede hacer frente a dichos mandatos judiciales, deberá informar rápidamente al Tribunal, de la aparición de sus dificultades financieras.

Lo normal es que si usted se encuentra en una situación de apuros económicos, obtenga el consejo de un abogado, el cual le informará sobre los pasos correctos que usted debe tomar, para abordar y regularizar su situación.

Pero si usted no lo hace, sus deudas alimenticias se incrementarán, y en este caso pueden se ordenará por el Juzgado medidas drásticas, para recabar el pago, que ineludiblemente finalizarán con el embargo de la parte proporcional de su salario.

Esta situación, se producirá cuando la esposa o esposo acreedor de la pensión, solicite a los Tribunales su amparo, por no haber recibido la pensión a la que tiene derecho.

Cuando esta es la situación, el Empleador de la persona que no abona la pensión alimenticia, será instado por el Juzgado a que retenga, en origen, la cuantía fijada por el Juzgado de la totalidad que se abona al deudor.

Por supuesto, que para ello, el deudor tiene que tener un trabajo o cobrar una pensión.

Un embargo de sueldo, puede llegar a retener una parte importante de los ingresos netos de la parte obligada. Esta orden, puede tener lugar por tiempo indefinido o temporal.

Por el contrario, si usted, como obligado al pago, se encuentra en la más absoluta de las miserias, y no puede hacer frente a la cuantía ordenada judicialmente, deberá ponerlo en conocimiento el Tribunal a la mayor brevedad posible, y en estos casos, podrá ser suspendida temporalmente la orden, hasta que usted llegue a mejor fortuna.

Si el empleador no cumpliese con la orden de embargo de su salario, podría incurrir en un delito de desobediencia judicial, por lo cual, todas las Órdenes Judiciales, suelen incluir una advertencia, en la que indican al empresario, los perjuicios en los que puede incurrir, si no acata tal decisión.

twitter-logo youtube-icon-full_color

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies