El grave riesgo de las lesiones por quemaduras internas

El grave riesgo de las lesiones por quemaduras internas

Todos tendemos a sentirnos aterrados frente a las posibles consecuencias que el fuego o, en general, cualquiermaterial a una temperatura excesiva, podría ocasionar en nuestra piel. Incluso estamos familiarizados con la clasificación de las quemaduras mediante diversos niveles o grados (generalmente se emplea la que distingue entre tres.

Sin embargo, no existe una concienciación similar en lo referente a las quemaduras internas. Y es que la exposición a temperaturas extremas, a corrientes eléctricas a voltaje excesivo o a sustancias químicas puede presentar un riesgo igual o superior para los órganos internos que para la propia piel.

Debemos tener en cuenta que, a diferencia de lo que sucede con las capas exteriores de nuestra piel, los órganos internos carecen de una protección específica frente a las temperaturas elevadas.
De hecho, nuestro organismo se encuentra normalmente a una temperatura estable de 36 grados, y cualquier variación súbita de la misma podría tener consecuencias fatales.
» Las quemaduras internas por la inhalación de humo y otros gases

Cuando la persona queda expuesta durante un periodo de tiempo excesivo a humo u otras sustancias gaseosas a una temperatura excesiva, podría llegar a sufrir daños de consideración en su sistema respiratorio, fundamentalmente en la tráquea y los bronquios.

Se trata de un evento muy frecuente, por ejemplo, cuando tienen lugar incendios y hay víctimas que permanecen durante periodos de tiempo excesivos en contacto con el gas y el vapor.
» Las quemaduras químicas

Todos nos vemos constantemente expuestos al cabo del día al contacto con agentes tóxicos, inflamables o corrosivos. Su efecto adverso sobre nosotros no solamente se produciría en caso de contacto con la piel, sino que, de tener lugar su ingesta accidental, podríamos sufrir graves quemaduras internas como resultado.

El grave peligro de estas sustancias es que, más allá de su potencial dañino, tienen la capacidad de corroer cualquier material con el que entran en contacto. Es por ello que las Compañías fabricantes que las producen deben incluir advertencias en las etiquetas de sus productos.

Ácidos y otros compuestos como el benceno, la sosa cáustica o los bromuros pueden ser extremadamente peligrosos no solo para nuestra piel sino para nuestros órganos.

En este sentido es conveniente tener cuidado con los más pequeños de la casa, dejando fuera de su alcance cualquier producto que pudiera contener este tipo de sustancias.
» Las quemaduras por el contacto con la electricidad

El contacto con corrientes eléctricas al suficiente voltaje puede resultar, también, de un considerable peligro para la persona por su capacidad para causar quemaduras tanto en el exterior como en el interior del organismo, pudiendo quedar seriamente dañados órganos vitales como el corazón o el sistema nervioso.

Si hubieras sufrido quemaduras internas de algún tipo debido a la culpa o la negligencia ajena, por ejemplo, por haber ingerido alguna sustancia que en principio no tenía por qué revestir peligro alguno o se encontraba mal etiquetada, podrías optar a obtener una compensación económica que pudiera aliviar, en cierto modo, el grave sufrimiento que hubieras padecido a consecuencia de las mismas.

Valora la posibilidad de poner tu caso en manos de un profesional especialista en materia de daños. Él podrá asesorarte sobre si tu caso presenta fundamentos adecuados para poder reclamar con garantías.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies