El sindrome de burn-out: ¿a quienes afecta?

El sindrome de burn-out: ¿a quienes afecta?

El síndrome del quemado o de desgaste profesional afecta esencialmente a los profesionales de la sanidad y de la enseñanza, ya que son trabajos que exigen entrega, implicación y servicio a los demás, así como una cierta dosis de idealismo.

Estos profesionales se asientan sobre una personalidad perfeccionista con un alto grado de auto exigencia, y con una gran tendencia a implicarse en el trabajo.

También afecta a los trabajadores sociales, profesionales de alto riesgo, funcionarios del Sistema Penitenciario y Altos Directivos  o Empresarios. En menor medida están dentro de su ámbito los empleados rutinarios y monótonos.

El síndrome de desgaste profesional es un tipo característico de estrés que se da fundamentalmente en aquellas profesiones de quienes realizan su trabajo en contacto con otras personas, que por sus características son sujetos de ayuda.

Es un trastorno adaptativo crónico con ansiedad, como resultado de la interacción de la situación laboral o del mismo trabajo.

Todas estas características del “trabajador quemado” hacen que su relación laboral este inmersa en una feroz competitividad, que genera gran inseguridad y con exigencias del medio muy relevantes.

El enfermo Igualmente está afectado por los cambios trascendentales de enfoque de vida y de costumbres, existentes dentro de nuestra sociedad.

Este tipo de empleados comienzan a sufrir los síntomas, con episodios depresivos que les hacen coger la baja, y que a su vez les producen una ansiedad generalizada y en muchos casos trastornos de la personalidad y desarrollo de riesgos obsesivos.

Una vez que se ha producido la Incapacidad Temporal no suelen tener contacto directo con el público, en consecuencia la interpretación del síndrome del trabajador quemado no puede ser estudiado ampliamente sino solamente cuando este probado que existe una clara relación causa- efecto entre el trabajo y la enfermedad del trabajador y en estos casos suele considerarse como accidente laboral.

Este síndrome está considerado como un tipo de respuesta prolongada a los agentes estresores emocionales e interpersonales que se dan en el trabajo.

No cabe duda de que puede provocar la imposibilidad de realizar con eficacia las actividades que impliquen una carga emocional no asumible por el paciente, especialmente aquellas relacionadas con la prestación de servicios donde la relación con otras personas constituyen el eje central del trabajo.

El Síndrome de Burn- Out por tanto viene ceñido a funciones en que la interacción con otras personas constituye la característica esencial que los define.

En muchas ocasiones las secuelas impiden a quien lo sufre volver a desempeñar o seguir desempeñando estos trabajos, ello significará que el trabajador se encuentre afecto de una Incapacidad en el grado de Total para su profesión, pero también que lo esté para otras de característica similares, más no con carácter absoluto para cualquier tipo de trabajo.

                                                                                Jose Alberto Andrío

aa-indemnizaciones.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies