Entrega de bienes como pago de la deuda

Entrega de bienes como pago de la deuda

Cuando un Deudor se encuentra en una situación de falta de liquidez grave, y no tiene efectos mercantiles para poder trasmitir mediante endoso, el Acreedor debe buscar qué bienes, mercancías, o productos del deudor le puedan servir para poder cobrar en especie.

Esta figura está establecida en el Código Civil, el cual indica que este puede entregar sus bienes a los acreedores en pago de todas sus deudas.

Por tanto, el pago con cesión de bienes es un negocio jurídico en el que el deudor trasmite al acreedor la propiedad de unos bienes, y le posibilita para que pueda proceder a la venta de los mismos, aplicando el importe de la venta al pago de deudas.

Con la venta de bienes no se extingue la totalidad de la deuda, sino solamente aquella que corresponda con el valor de venta de los bienes, quedando pendiente el resto.

La entrega de los bienes siempre debe ser documentado en un contrato firmado por ambas partes, en el que conste que el deudor entrega unos bienes o mercancías propios, para que el acreedor los impute al pago total o parcial de la deuda.

Pero puede suceder que el acreedor no encuentre ningún bien de valor en el activo del deudor, entonces deberá buscar bienes muebles, tales como vehículos industriales, coches, remolques, furgonetas; con los que se pueda pagar la deuda, y que tengan una venta fácil.

En todo caso, el acreedor puede encontrar entre los activos del deudor maquinaria, o bienes de equipo que puedan ser vendidos, comprobando previamente que el deudor sea el autentico propietario, y que no exista ninguna reserva de dominio previa, es decir que hayan sido adquiridos en leasing o renting.

La entrega de estos bienes siempre debe documentarse en un contrato de cesión de bienes, en el que se haga constar los bienes y sus características, la facultad al acreedor para que pueda venderlos y así realizar la deuda.

El acreedor tendrá la obligación de aplicar el importe obtenido para cancelar la deuda, y si hubiese sobrante, deberá serle entregado al deudor, pero si el importe del bien cedido no cubre el impagado, el deudor seguirá estando obligado a abonar el resto de la cuantía no cancelada.

A&A Impagados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies