¿es compatible la incapacidad absoluta con el trabajo?

¿es compatible la incapacidad absoluta con el trabajo?

La Ley General de la Seguridad Social establece que la percepción de las pensiones no impedirá la realización de que las actividades que sean o no lucrativas, compatibles con el estado del invalido y que no representen un cambio en su capacidad de trabajo a efectos de revisión.

La interpretación de este precepto y la posibilidad de deducir del mismo un régimen de compatibilidad amplio que lleve a la conclusión de hacer posible compaginar la pensión por inválido absoluto con un trabajo afiliable a la Seguridad Social es cuestión que la jurisprudencia ha resuelto en el sentido de entender el trabajo del inválido sin derecho a prestaciones.

Por su parte, el inválido absoluto pensionado podrá realizar trabajos compatibles que no tienen por qué revestir el carácter de esporádicos, marginales o limitados, según reiterada jurisprudencia del TS de 6 de octubre de 1987 y 6 de marzo de 1989.

En todo caso, si los pensionistas realizan trabajos que den lugar a su inclusión en el ámbito de aplicación de la seguridad social, están sujetos a la obligación de alta y cotización en el régimen correspondiente.

Sin embargo la Seguridad Social como Entidad Gestora en estos casos podrá revisar el grado y acordar la incompatibilidad de trabajo y pensión con la consiguiente suspensión de esta, si la actividad laboral excede de lo permitido en la ley.

La cuantía de la pensión por incapacidad permanente absoluta se obtiene aplicando a la base reguladora correspondiente el porcentaje del cien por cien.

En los casos de accidentes de trabajo o enfermedad profesional las pensiones aumentarán según la gravedad de la falta de un 30 a 50 %, cuando la lesión se produzca por falta de medidas de seguridad o de los dispositivos de prevención reglamentarios, los tengan inutilizados o en malas condiciones.

Las pensiones derivadas de enfermedad común y accidente no laboral se abonan en 14 mensualidades, una por cada mes del año y dos pagas extraordinarias al año.

Las pensiones derivadas de accidentes de trabajo se abonan en 12 mensualidades ya que las pagas extras están prorrateadas dentro de las mensualidades ordinarias, al haber sido tenidas en cuenta para el cálculo de la base de la pensión.

Estas pensiones de incapacidad absoluta así como las de gran invalidez , así como las de jubilación derivadas de ellas por cambio de denominación al cumplir el beneficiario 65 años, están exentas de retención en el impuesto de las personas físicas (IRPF).

La prestación por incapacidad permanente absoluta tiene garantizadas una cuantía mínima mensuales según la Ley de Revalorización de Pensiones que cada año se dicta en enero, variando su importe en función de que el beneficiario tenga o no cónyuge a cargo.

Fdo. José Alberto Andrío Espina

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies