Esclerosis múltiple e invalidez

Esclerosis múltiple e invalidez

La esclerosis múltiple es una enfermedad inflamatoria que afecta al encéfalo, medula espinal y nervios ópticos. Su origen es desconocido aunque probablemente estará asociada a un proceso autoinmune.

Se caracteriza por la presencia de lesiones en forma de placas, en las que se ha perdido la anilina que cubra las fibras nerviosas.

La esclerosis múltiple suele debutar entre los 20 y 40 años, es más frecuente en mujeres y en la raza blanca. Es más común en las zonas templadas y frías, y muy rara en zonas tropicales.

Aunque tiene una marcada repercusión en el paciente y en su entorno, no modifica la expectativa de vida de las personas que la padecen.

Las manifestaciones clínicas más frecuentes son los trastornos sensitivos en forma de parestesias, es decir, hormigueos, o la sensibilidad disminuida.
Las alteraciones de la motricidad, se caracterizan por la perdida de fuerza de una o varias extremidades e igualmente pueden producirse trastornos en el equilibrio y en la marcha.

La alteración del nervio óptico con pérdida de visión en uno o ambos ojos, de forma simultánea o sucesiva, suele ser frecuente.

La aparición de problemas cognoscitivos, repercuten en la atención y en la memoria.

La esclerosis múltiple puede aparecer bajo varias formas clínicas que van desde la forma benigna, hasta la progresiva con recaídas.

En la actualidad no existe un tratamiento curativo aunque se han realizado grandes avances en la ciencia médica, con respecto a esta enfermedad.

Análisis legal

Como es una enfermedad crónica y  potencialmente dicapacitante, afecta a gente joven y tiene un gran impacto en el ámbito económico laboral, así como en el socio laboral.

Para una adecuada valoración será necesario contar con una historia clínica completa, así como exploraciones neurológicas, y neuropsicológicas para determinar si existen alteraciones cognitivas.

Son frecuentes la aparición de estados depresivos, a los que  se requerirá valoración psiquiátrica.
Entre las exploraciones complementarias debemos señalar la Resonancia Magnética Nuclear del cerebro y de la medula, y la utilización de los potenciales evocados.

El grado de Incapacidad viene condicionado por la forma en la que se presente la enfermedad y el grado de evolución de la misma.

En su estado benigno solamente se precisa de Incapacidad Temporal, pero después podrá ejercer cualquier tipo de actividad y reincorporarse a su puesto de trabajo.

Sin embargo un paciente que padezca la forma progresiva con recaídas, será tributario de una Incapacidad Permanente.

Para la valoración de la Incapacidad se suele utilizar la Escala de KURTZKE en la que se evalúan las funciones que pueden estar afectadas.

Se puntúan las alteraciones de cada una de ellas y obteniéndose un resultado final que acreditara el grado de discapacidad que presenta en ese momento el paciente, en la que el cero será sin síntomas y el 10 la muerte por esclerosis múltiple.

Según el tipo de profesión y si la puntuación es de 0 a 4.5 el paciente podrá realizar algún tipo de actividad laboral. A partir de 5.0 el paciente no podrá realizar ningún tipo de trabajo y a partir del 6.5 necesitara la ayuda de terceras personas para realizar las actividades de la vida diaria, por lo que le corresponderá una Gran Invalidez.

Jose Alberto Andrío

aa-indemnizaciones.com

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies