Funciones de los abogados matrimonialistas

Funciones de los abogados matrimonialistas

Los abogados matrimonialistas son reconocidos por representar y aconsejar a las personas que inician un proceso de separación o divorcio en todas las cuestiones del derecho de familia que puedan afectar a su situación.

Su función no solamente se desarrollará en el proceso matrimonial contencioso, sino que deberán ser expertos negociadores que traten de dar solución al problema planteado por el cliente de la forma más eficaz posible.

Otra de las funciones de estos será el conseguir un reparto equitativo y justo de los bienes que conforman la sociedad conyugal incluida la vivienda familiar.

De igual forma velarán porque los hijos reciban una pensión adecuada a su estatus, y en los supuestos de desequilibrio entre los cónyuges, solicitarán la pensión compensatoria correspondiente al que haya visto empeorada su situación con respecto a la que tenía anteriormente a la separación o divorcio.

La pensión compensatoria podrá ser establecida según los casos, bien por un tiempo determinado o por tiempo indefinido cuando la edad y la falta de preparación profesional de la solicitante dificulten gravemente o impidan su inserción en el mercado laboral

Funciones de los abogados matrimonialistas

1. Redactar el Convenio Regulador cuando los divorcios son de mutuo acuerdo. Este instrumento jurídico puede considerarse como un contrato de familia, siendo un elemento indispensable para que el divorcio se lleve a cabo de mutuo acuerdo.
Igualmente, se tratará de conseguir la mayor rapidez posible en la consecución de dicho acuerdo, aunque no en todos los casos se podrá obtener la celeridad necesaria por el grado de dificultad que en ocasiones representan las negociaciones para llegar a acuerdos. En la elaboración del Convenio Regulador siempre habrá que tener en cuenta los parámetros de la Ley, al efecto de no incluir en el Convenio Regulador pactos que puedan ir contra normas de orden público, como pueden ser los alimentos de los hijos, o pactos que vayan contra la moral, las buenas costumbre, o sean contrarios a la ley.

2. Establecer Capitulaciones Matrimoniales. Las Capitulaciones, en cuanto pactos o acuerdos entre los cónyuges se formalizarán en documento público ante notario y se deben inscribir en el registro correspondiente.

Sin embargo, la redacción del contenido de los mismos suele ser encomendada a los Abogados, aunque se firmen ante notario. Su finalidad será fijar un régimen económico matrimonial, bien sea de gananciales, separación de bienes o de participación y redactar las cláusulas que libremente pacten los contratantes.

3. La Pensión Compensatoria puede ser bien establecida de mutuo acuerdo u otorgada por el Juez de Familia en los supuestos en los que haya un desequilibrio económico entre los cónyuges que ocasione un empeoramiento cuantitativo o cualitativo de uno de ellos respecto a la situación anterior en el matrimonio.

4. Pensiones alimenticias. Se entiende por tal las cantidades que deberán ser abonadas para el sustento, alojamiento y educación de los hijos, y que deberán ser pagadas por el cónyuge que no tenga la custodia.

5. Custodia de los hijos. La custodia de los hijos será igualmente un tema a tratar en todos los casos de separación o divorcio, debiendo el abogado matrimonialista encargado del caso asesorar a su cliente sobre cuál es el modelo de custodia que más le convenga, bien sea la compartida o la monoparental.

A&A Abogados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies