Gastos extraordinarios: concepto

Gastos extraordinarios: concepto

Definir que es un gasto extraordinario es una tarea compleja ya que es un concepto más bien casuístico.

El concepto de gasto extraordinario es desconocido para nuestro Código Civil y han sido los Tribunales los que han señalado que los alimentos o gastos extraordinarios son todos aquellos que, participando de su carácter necesario concurre en ellos las circunstancias de que son imprevisibles o inhabituales.

Estos gastos no son ni periódicos, ni previsibles y precisan de determinación y objetivación en cada momento y para cada supuesto concreto, razón por la cual el progenitor que tenga la custodia deberá solicitar el consentimiento del otro para la asunción de los mismos, salvo los casos en los que exista imposibilidad manifiesta y demostrada por razones de urgencia.

La ausencia de definición legal de lo que debe entenderse por extraordinarios agrava la casuística recaída principalmente en los incidentes de oposición dictados en esta materia.

En la práctica judicial se asiste con frecuencia a una realidad constatable día a día y es que el progenitor custodio toma, a partir de ese momento la mayoría de las decisiones respecto de sus hijos y lo hace en la creencia de que es lo normal ya que tiene la custodia, pero el problema se agrava porque la confusión se ha ido extendiendo paulatinamente también a instituciones como Colegios o Centros de Salud.

Se viene considerando como extraordinarios los urgentes en relación con los hijos, y aunque no revistan carácter de urgencia, participaran de la naturaleza de extraordinarios los no incluidos en la pensión alimenticia siempre que sean necesarios.

En ocasiones se incluyen hasta determinados gastos suntuarios atendidas las circunstancias de cada caso y familia en concreto.

Los Tribunales vienen considerando las notas de imprevisibilidad y falta de periodicidad como características ineludibles para catalogar un gasto como extraordinario o no.

En la mayoría de los casos son dimanantes de sucesos de difícil o imposible previsión a priori y siempre deben estar vinculados a las necesidades que deben cubrirse, económicamente, de modo ineludible, en orden al cuidado, desarrollo y formación de los hijos. Todo ello en contraposición al concepto de los superfluo o secundario, que es de lo que obviamente se puede prescindir.

El Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, define como extraordinario aquello que esta fuera del orden o regla natural, añadiendo que es gasto extraordinario el añadido al gasto normal de una persona o familia. Si bien la imprevisibilidad o inhabitualidad es la característica más reiterada, al hablar de este concepto, en otras ocasiones se habla de gastos fuera de lo común y de lo razonable que cabe esperar en cada momento según la realidad cotidiana.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies