Horarios de custodia compartida

Los padres divorciados que optan por un esquema de custodia compartida descubren en muchas ocasiones las dificultades para hacerlos funcionar. Estas proceden, en la mayoría de las situaciones, de los horarios y de los calendarios de visitas.

Las complicaciones surgen porque en los programas de custodia compartida, los padres, al dividir el tiempo, tratan de hacerlo homogéneamente, de forma equitativa. Ello puede dar lugar a un calendario confuso y con demasiados encuentros para entregar y recoger al niño.

Por tanto, el pequeño tiene que cambiar constantemente de hogar. A continuación te señalamos tres sugerencias para permitir que esto se suavice:

1. Comienza con un horario fijo

El comienzo de la custodia compartida es, con frecuencia, la etapa más complicada. En este periodo los padres inexpertos en el manejo del problema tratan de descubrir un modo en que todo funcione, intentando recordar los horarios que pactaron.

Debéis decidir qué días pasará el niño con cada uno de vosotros, y proyectar vuestras decisiones con un calendario anual. Aunque vuestros horarios laborales fueran muy variables, seguirá siendo conveniente que lo elaboréis de mutuo acuerdo.

2. Tener un calendario de custodia por separado

Una vez que hayáis establecido esa organización que queréis para todo el año, rellenad el resto y guardadlo como el calendario de custodia. Haced lo que sea posible para poder organizaros.

Marcad claramente los momentos en que tendrán lugar las recogidas, y si tuvieran lugar cambios debidos a vacaciones o eventos especiales, anótalos en el mismo. Esto te ayudará a saber lo que está ocurriendo.

3. Guarda un registro de los cambios en ese calendario

Una vez que tengáis preparado vuestro sistema inicial, será más sencillo incorporar cambios a ese esquema. Si surgiera un evento especial que necesitase introducir modificaciones, escríbelo en el mismo. Puesto que en el mismo se contiene toda la información, siempre sabrás dónde mirar para poder encontrar la solución.

Es muy positivo hacer este calendario con ordenador, pues ello te permitirá introducir más fácilmente los cambios y preparar copias cada vez que lo necesites.

La custodia compartida es generalmente acordada para ser beneficiosa para los hijos. Este tipo de acuerdos permite que los niños puedan tener una buena relación con ambos progenitores, algo fundamental mientras estos crecen.

Así, es esencial que los padres pongan todo de su parte para hacer funcionar este sistema, creando un orden fácil de manejar y conseguir que de este modo la custodia compartida cumpla con sus objetivos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.Más información sobre cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies